Concepto de positivismo

Por positivismo se entiende aquel pensamiento que resulta positivo, o sea que se atiene a lo cierto o verdadero. Lo verdadero a partir del movimiento de la Ilustración del siglo XVIII pasó a ser lo que puede ser comprobado por la experiencia. Es entonces cuando surgió el sistema filosófico llamado positivismo que solo acepta como certeros los conocimientos obtenidos a través del método científico que se basa en la experimentación. Todo lo que no pueda probarse por la experimentación no es conocimiento demostrado y por lo tanto resulta dudoso. Se descartan que sean ciertas las opiniones fundadas en la fe, en las generalizaciones o en las suposiciones. Esta corriente alcanzó su máximo desarrollo a fines del siglo XIX y comienzos del siglo XX.

Fueron representantes del positivismo francés, entre otros, Augusto Comte (1798-1857), Piarres Lafitte (1823-1903) y Ernest Renan (1823-1892). En Inglaterra podemos mencionar a James Mill (1773-1836) a John Stuart Mill (1806-1873) y Charles Darwin (1809-1882).

El Sociólogo Augusto Comte, padre del positivismo y de la Sociología, intentó para dar certeza a la nueva ciencia, aplicarle el método experimental propio de las Ciencias Naturales, a esta Ciencia Social, a la que intentó convertir en una “Física social”, comparando a la sociedad con un organismo vivo.

En Derecho, el representante más destacado del positivismo fue Hans Kelsen (1881-1973) cuya obra “teoría Pura del Derecho” deja claro que en su pensamiento sólo debe regir el Derecho Positivo (escrito) alejado de valoraciones morales, y de toda consideración al Derecho Natural, entendido como sistema de normas universales, eternas e impuestas por la propia naturaleza.