Concepto de prevención

La palabra prevención proviene en su etimología del latín “praeventious”; de “prae”, que significa antes, y “eventious” que se evento, que es un acontecimiento o suceso.

Se refiere con este vocablo a las medidas que se toman para que un suceso negativo no acontezca, o minimizar sus efectos dañosos si no puede impedirse.

Las distintas sociedades han construidos diques y represas para evitar inundaciones, o construido viviendas en alturas para que el agua no se introduzca en ellas, o han diseñado sótanos para la prevención en caso de tornados, etcétera.

En Medicina un gran logro para la prevención de enfermedades fue el descubrimiento de las vacunas.

El chequeo periódico de los pacientes previene de las consecuencias más graves de las enfermedades, pues permite detectarlas tempranamente, y en las embarazadas previene de enfermedades al bebé en gestación, pues conociendo los riesgos se pueden tomar medidas para curarlo o mejorar su situación.

En materia de prevención de accidentes de tránsito se recomienda cumplir con los reglamentos de tránsito, que incluyen entre otras medidas, el respeto a las señalizaciones y semáforos, el uso de cinturón de seguridad, el no uso de teléfonos celulares mientras se maneja.

Como prevención de accidentes en el hogar se deben tomar ciertos recaudos, sobre todo si hay niños: colocar barreras para impedir el acceso a escaleras, los mangos de las sartenes que están al fuego hacia el interior de las cocinas, no dejar medicamentos al alcance de los niños, ni objetos cortantes, ni fósforos, ni mesas ratonas o banquetas con bordes en punta, etcétera.