Concepto de reserva

Recibe el nombre de reserva todo aquello que se guarda con algún propósito posterior. Se usa en varios contextos:

Una reserva de mercaderías, puede hacerse si se prevé una gran demanda, con el fin de estar preparados para afrontarla: “se avecinan las fiestas de fin de año, preparemos una reserva mayor de mercaderías, pues con el aumento de salarios y el aguinaldo la gente comprará más este año”.

Puede realizarse una reserva de localidades, plazas o asientos, para asegurarse disponer de un lugar en sitios destinados a ser compartidos por varias personas, con límites de capacidad. Por ejemplo: “hice mi reserva en el hotel para estas vacaciones, me aseguré con tiempo, pues es probable que más adelante se ocupen todas las habitaciones” o “Reserva tus entradas para el teatro con anticipación”.

Se usa también para quien guarda sus sentimientos, opiniones o conocimientos: “ese actor es un hombre muy reservado, no se sabe nada de su vida privada”.

En la milicia, se denomina reserva, al sector del ejército que no se halla en servicio activo, pero que en caso de necesidad, por ejemplo un enfrentamiento bélico, puede ser movilizado. Puede también hacerse reservas de otra clase de actividad personal, como ocurre en el fútbol con la reserva de jugadores.

Vino de reserva es aquel que tiene un envejecimiento de por lo menos tres años, habiendo pasado al menos uno en barril, luego de lo cual puede seguir envejeciendo en barril o botella.

Un terreno acotado (coto) con un fin específico, por ejemplo de protección medio ambiental, también se denomina reserva, por ejemplo, una reserva ecológica.

En Biología las reservas del organismo son sustancias que se almacenan en el cuerpo para cuando el organismo las necesite, como ocurre con las grasas.

En Estados Unidos, las reservas son territorios con autonomía, pero que dependen del gobierno federal, donde habita la población amerindia de Estados Unidos. También existen en Canadá.