Concepto de simple

Etimológicamente proviene del latín “simplus” y significa que algo no es complicado, sino sencillo y carente de duplicación. Es también algo que se integra por un único, o escasos elementos.

Se denomina copia simple de un escrito, a la copia no firmada ni autorizada del mismo.

Se dice que una persona es simple cuando es poco culta, de escasa oratoria, e incauta.

En Economía y Finanzas se denomina interés simple el que devenga un capital por el paso del tiempo, sin acumularse intereses sobre intereses. Por lo tanto el capital primitivo no se modifica, y siempre habrá que pagar la misma suma en concepto de capital e intereses, por el mismo plazo y a tasa de interés constante.

En Gramática las palabras simples no se integran con más de un vocablo. Las compuestas, sí. Por ejemplo, baloncesto es una palabra compuesta de dos palabras simples (balón y cesto).

Los tiempos verbales simples son los que se integran con una sola palabra, que es una acción, por ejemplo el presente, o el futuro imperfecto. Los tiempos verbales compuestos se integran con un verbo auxiliar, por ejemplo el pretérito perfecto.

Las oraciones simples tienen una sola oración ya sea unimembre o bimembre en su composición; a diferencia de las oraciones compuestas integradas por más de una oración simple. Para saber si una oración es simple o compuesta hay que analizar sus verbos. Las simples tienen un solo verbo; las compuestas dos o más verbos independientes. Las oraciones tienen sujeto simple si poseen un solo núcleo, y los predicados son simples también cuando tienen un único verbo que es el núcleo del predicado verbal.