Concepto de arpón

Derivada del griego άρπη, o del germánico “harpan” de donde lo tomó el francés como “harpón” y de allí pasó sin la “h” inicial a nuestro idioma, con el significado de “tirar de”, con arpón se alude a un elemento que consiste en una varilla construida en madera, dotada de una punta dura, de hierro, que se usa como arma penetrante al ser impulsada. También cuenta con otras dos puntas orientadas hacia la varilla o astil, que sujetan o retienen la presa

Es un instrumento de caza o de defensa, conocido desde los tiempos prehistóricos, tiempo en que lo construían con hueso o con marfil, provisto de dientes afilados, entre los cuales a veces se les ponía veneno, y lo lanzaban sobre la presa, especialmente animales marinos, para que se clavara en ella.

Concepto de arpón

En el museo de Santander (de Prehistoria y Arqueología) pueden observarse arpones construidos en hueso correspondientes al período magdaleniense, último del Paleolítico Superior, etapa en la cual el hombre primitivo ya no usaba tanto el sílex, y lo había reemplazado por astas y huesos. Con ellos construyó arpones, en general alargados, con una parte para agarrarlos o empuñadura; y puntiagudos, para herir o lastimar, teniendo además en ocasiones, puntas a manera de ganchos o anzuelos a los lados. Algunos, pueden ser redondeados y dentados. Todo ello nos revela que el hombre Prehistórico ya creaba medios para poder explotar los recursos acuáticos. Además del arpón, para capturar peces más pequeños, usaban redes.

En la actualidad los arpones son usados para la caza submarina y capturar ballenas y peces de gran porte.

En Medicina se usa un elemento llamado arpón, para hallar lesiones en las mamas, que consiste en un alambre fino que sirve para ubicar el lugar del problema.