Concepto de clarinete

El clarinete, es un instrumento musical de viento-madera, muy antiguo, realizándose primitivamente con cañas de bambú, donde se le hacía una boquilla y agujeros para las notas. Los modernos clarinetes surgieron a fines del siglo XVII, en el continente europeo, siendo atribuido el invento al alemán Johann Christoph Denner, para lo cual tomó como base un instrumento que se venía usando, llamado chalumeau. Éste era similar a lo que hoy llamamos flauta dulce, un tubo cilíndrico que posee ocho agujeros, siete por delante y uno por detrás, pero con una boquilla de una única lengüeta.

Denner, aumentó el rango musical, en más de dos octavas, agregando al chalumeau, dos teclas, y mejoró la boquilla y la campana. Luego se le sumaron más teclas y almohadillas herméticas de fieltro que fueron reemplazadas, posteriormente, por un teclado recubierto en cuero.

El clarinete es muy versátil, empleado en la orquesta clásica, y piezas de jazz, ya que es enorme su riqueza de matices, pudiendo emitir, en cualquier registro, matices extremos; y que es relativamente fácil de aprender a tocar, existiendo diversos tipos de afinación. Se integra de un tubo cilíndrico, en general de madera, que consta de una boquilla de lengüeta de caña, que vibra cuando sopla el instrumentista, y cuya parte inferior tiene forma de campana, que proyecta la acústica. Cuenta con unos veinte agujeros, algunos tapados con llaves articulados, y otros abiertos, que se van cubriendo con los dedos.

Como instrumento de viento-madera, es familiar de la flauta, el fagot y el oboe. Los instrumentos de viento, puede ser de viento-madera o de metal, pero esto no hace referencia al material con el que se fabrican, sino que los de viento-madera, son los que poseen una o dos lengüetas, que vibran una contra la otra. El clarinete tiene una sola lengüeta. Los hay de dos tipos: el sitema Bohem, el más usado, con agujeros grandes, que permiten un volumen mayor y más agudo; y el Öhler, típico de Alemania y Austria, diseñado a inicios del siglo XX, por el alemán Oskar Oehler, que cuenta con más teclas que el Bohem, una boquilla más larga y angosta y un calibre más estrecho.

El compositor Wolfgang Amadeus Mozart escribió varias piezas para este instrumento. En 1791, compuso en Viena, el Concierto para clarinete en la mayor KV 622, para su amigo, el clarinetista Anton Stadler.

Como clarinetistas de renombre del siglo XX, podemos mencionar a los estadounidenses, Benny Goodman (1909-1986) y Artie Shaw (1910-2004).

Buscar otro concepto