Concepto de soprano

La palabra soprano es de origen italiano, y su significado es “superior”. En Música, hace referencia a la voz femenina o infantil más aguda, siendo las mujeres y los niños, quienes se caracterizan por tener el registro más agudo en la especie humana. Los varones, al llegar a la adultez tienen voces más graves, salvo que en su niñez se los castre (estos hombres castrados se conocen como eunucos) lo que se consigue haciendo una ablación del tejido testicular, permitiendo que la voz aguda que se tiene de niño no cambie con la adolescencia. Esta práctica de castración para que la voz se mantenga aguda, comenzó en el Imperio Romano de Oriente, alrededor del siglo V, y resurgió en el siglo XVI, en Italia, alcanzando gran popularidad, siendo incluso incorporados los “castrati” en el coro de la Basílica de San Pedro. Al ser sometidos a esta riesgosa práctica, especialmente por los medios empleados para aliviar el dolor, se podía llegar a poner en riesgo sus vidas. Esta inhumana intervención, terminó en el siglo XIX. La versión masculina de la voz soprano es la del contratenor.

Hay diferentes clases de sopranos, considerándose un registro óptimo el que se ubica entre un fa 4 y un fa 57, siendo en general las sopranos las que soportan la parte principal de la melodía: la soprano ligera es la que presenta los agudos más nítidos, situándose entre un re4 y un sol6. Con un registro algo menor aparecen las sopranos soubrettes. Algo más grave es el tono de las sopranos dramáticas, siendo las más sonoras y fuertes, las voces de las sopranos sfogatos, capaces de alternar entre el contralto y el soprano. La voz de las sopranos falcon es dramática pero sus agudos son limitados, prevaleciendo los graves. La soprano que es capaz de ejecutar notas rápidas y de modo ornamentado, recibe el nombre de soprano de coloratura.

La parte a interpretar por las sopranos, en general en los coros, se compone desde un mi4 hasta un sol5.

Solo por dar algunos ejemplos de famosas sopranos, nombraremos a la cantante lírica española, Montserrat Caballé (1933-2018) que superó los ochenta personajes operísticos interpretados; Ainoha Arteta, nacida en 1964, también es una gran soprano española; siendo en Estados Unidos destacada la figura de María Callas (1923-1977) soprano de ascendencia griega, apodada “La divina” por sus virtudes musicales.

Algunos instrumentos también son llamados sopranos, por corresponderse con este tipo de voz en su tesitura, y son: el violín, el clarinete, el arpa y el vibráfono.