Concepto de deslindar

Del latín “delimitare”, el verbo deslindar, es regular, no pronominal y de primera conjugación, siendo sinónimo de delimitar o determinar los límites entre cosas, para que resulten claros los espacios que correspondan a cada una, especialmente, con respecto al derecho de propiedad sobre ellas. Es frecuente, que, en los terrenos, pueda haber confusión de hasta dónde abarca el derecho de dominio de un propietario, el que puede llegar a invadir el derecho de un vecino sobre una tierra aledaña. Muchas veces, esto genera confusión y hasta litigios, y la persona que cree verse perjudicada, puede ejercer una acción contenciosa de deslinde, o pueden hacerlo voluntaria y de común acuerdo, los que necesiten aclarar la cuestión; para que el Juez, ordene una mensura, para determinar, los límites de cada heredad, de acuerdo los datos catastrales. Los límites, para que prospere la acción de deslinde, deben ser inciertos o desconocidos, ya que, si figuran claramente en los títulos de propiedad, resulta improcedente. Si el límite es claro y otro propietario o poseedor lo ha invadido, deberá ejercerse una acción reivindicatoria. En general, los límites o línea perimetral, una vez precisados, son señalados, por mojones (marcas que se clavan en el suelo).

Ejemplos de uso: “Compré una casa con un amplio terreno, pero creo que el vecino está ocupando parte del mismo; así que llamaré a un agrimensor, para que proceda al deslinde, de acuerdo a los metros cuadrados, que figuran en mi escritura de compra”, “Heredamos un campo con mi hermano, y lo hemos deslindado en partes iguales, señalando los límites de cada propiedad con un alambrado” o “Intento deslindar hasta dónde llega mi terreno, ya que es difícil entender los planos, y no quiero que me acusen de invadir propiedad ajena”.

Como deslindar es separar, dividir; y, como consecuencia, esclarecer qué le corresponde a cada persona, se usa para referirse a tratar de desligarse de la atribución de responsabilidades, sobre los efectos negativos de uno o varios actos, que el sujeto pretende justificar como ajenos a su accionar, y, en su caso, adjudicárselos a otro, o a razones accidentales. Pero también puede significar, hasta dónde llega su culpa. Por ejemplo: “El acusado de homicidio, deslindó su responsabilidad, presentando pruebas que lo localizaban a muchos kilómetros de distancia del hecho, en el momento de cometerse” o “Juan deslindó su responsabilidad en la estafa, aclarando que él se limitó a contactar a las víctimas con su cómplice, quien realizó la operación fraudulenta”.