Concepto de exterminio

Exterminio reconoce su origen etimológico en el vocablo latino “exterminium”, integrado por el prefijo de separación “ex”, por el verbo “terminare” en el sentido de “terminar”, “limitar” o “acabar” y el sufijo de resultado “ium”.

Se denomina exterminio al efecto de la acción llevada a cabo para terminar con un conjunto de seres vivos.

Los exterminios pueden llevarse a cabo para terminar con ciertas plagas, como ocurre por ejemplo con el exterminio de malezas, de ratas, de mosquitos, etcétera; en cuyo caso, se han montado empresas lucrativas, que generan ganancias a partir de realizar estos exterminios, y también desde el Estado se lanzan campañas para terminar con estos seres que pueden ocasionar problemas a la salud pública. En ciertos lugares, y con suma crueldad, se realizan exterminios de algunas especies vivas muy cercanas al hombre, como ocurre con el exterminio de perros callejeros, solución más fácil, pero también inhumana, comparada con la instalación de refugios, entregas en adopción y campañas de tenencia responsable, que sería lo apropiado.

En el caso de exterminios de grupos de personas, esto ocurre por motivos raciales, religiosos, políticos, etcétera, y aunque parezca increíble, hay muchos ejemplos a lo largo de la historia de la humanidad, y constituye un crimen de lesa humanidad.

El exterminio en el Estatuto de Roma

En el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional de 1998, aparece el exterminio como uno de los delitos de lesa humanidad, en el artículo 7, donde exige para configurarse que se trate de un ataque doloso, generalizado o sistemático, que sea contra una población civil, y consista en imponer de modo intencional condiciones de vida que tengan por objetivo destruir a parte de una población, dando como ejemplos, privarlos del acceso a alimentos o a medicinas.

Ejemplos de exterminios

La Biblia menciona a un ángel exterminador, llamado Abadón, líder de una plaga de langostas, que castigará a los enemigos de Dios.

En el Imperio Alemán, y durante el llamado “reparto de África” existió el campo de exterminio de Shark Island entre 1904 y 1907, en lo que actualmente es Namibia, en África, adonde eran llevados los hereros (etnia bantú) y los nama (etnia khoikhoi) que habían osado rebelarse contra los alemanes. Les privaron de alimentos, separaron a las familias, sufrieron abusos físicos, entre otras atrocidades.

En la Alemania nazi, y durante la Segunda Guerra Mundial, Adolf Hitler inauguró los campos de exterminio o campos de la muerte, que eran campos de concentración donde recluía a judíos, negros, gitanos, homosexuales, testigos de Jehová, etcétera, hasta que murieran a causa de las condiciones degradantes, malos tratos, trabajos forzados y pésima alimentación; o directamente en las cámaras de gas.

En el Cine

“Exterminio” es el nombre con el que se conoce en Hispanoamérica a la película británica de 2002, cuyo título original es “28 days later”. La dirigió Danny Boyle, y trata de la liberación de chimpancés, por parte de defensores de los animales, pero los animales están infectados por un virus que los torna violentos.