Concepto de prosaico

Del latín “prosaicus”, el vocablo se integra por el prefijo de antelación “pro”, “versus” que se entiende como algo que está girado o dado vuelta, más el sufijo de relación “icus”.

Lo prosaico está relacionado con la prosa, que es una forma de expresión no regida por los cánones a los que deben ajustarse los versos, aunque actualmente lo más utilizado son los versos libres. Un texto escrito en prosa será prosaico, pero más estrictamente son aquellos que tienen poco “vuelo” poético, y son muy simples en su forma de expresión, que es carente de recursos literarios, fundado más en una descripción objetiva y una narración basada en los hechos, sin agregar connotaciones subjetivas ni conmovedoras. A diferencia de lo poético, que busca impactar, emocionar, hacer reflexionar, dejar un mensaje, y para ello se vale de metáforas, comparaciones, epítetos, etcétera; lo prosaico, busca informar, describir o dar cuenta de algo, de modo directo, convencional y llano. Lo prosaico, puede llegar a resultar anodino, si lo que se relata resulta poco interesante, aunque no siempre es así, ya que un texto de incalculable valor científico, es usual que no se exprese poéticamente sino en forma de prosa, aunque en general, se califica de prosaico lo que no despierta interés y no un texto de relevancia social, tecnológica o científica, pues lo prosaico se relaciona comúnmente con lo banal.

Por este motivo, se usa por extensión, para referirse a todo aquello (ideas, sentimientos, gustos, expresiones artísticas o la vida misma) que no resulta refinado, singular, elevado o exquisito, sino que es vulgar, carente de sensibilidad y emoción; y especialmente, lo que está muy vinculado a lo material y utilitario, y alejado de lo espiritual y trascendente.

Ejemplos: “Leí un libro escrito en lenguaje prosaico, que no estimuló para nada mi imaginación, ni me generó interés”, “En la exposición de arte, prevalecía lo prosaico, todo era vulgar, y nada logró conmoverme”, “Si te diriges a la multitud en ese lenguaje prosaico y chabacano, nadie te prestará atención”, “Tu prosaica vida, se basa en lujos y placeres terrenales, la mía quiero centrarla en cultivar mi espíritu” “Mi existencia, vacía y prosaica, me ha generado una gran angustia interior” o “Tus gustos son demasiado prosaicos, debes esmerarte en refinarlos”.