Concepto de furtivo

La palabra furtivo se originó en el vocablo latino “furtivus”, de “furis” en el sentido de ladrón. A su vez, según Labeón, jurista romano del siglo I, “furis” provendría del adjetivo “furvus” en el sentido de tenebroso, negro u oscuro. En la antigua Roma existía un delito privado llamado “furtum” que consistía en tomar algo ajeno para el propio beneficio, coincidente con el hurto actual, pero que luego incorporó otros delitos como el encubrimiento, el uso indebido de la cosa ajena que se tiene en poder legítimamente pero que no puede usarse, como algo dado en prenda, o se le da un uso diferente que el que fue autorizado.

En la actualidad algo furtivo es lo que se realiza de modo oculto, clandestino e ilegal. Ejemplos: “Los amantes tuvieron un encuentro furtivo pero su presencia en el hotel fue advertida por un conocido que les avisó a sus respectivos cónyuges”, “Furtivamente el adolescente salió de su casa a encontrarse con sus amigos sin permiso de sus padres”. Puede también aplicarse a sentimientos y gestos: “Mi amor furtivo por mi vecina me está atormentando” o “La mirada furtiva de mi amigo cundo le pregunté si pensaba saludarme por mi cumpleaños, lo delató de estar ocultándome algún plan sorpresa para esa fecha”.

Se aplica esta calificación con asiduidad a las actividades de caza y pesca de animales silvestres en lugares no autorizados, por personas que carecen de ese derecho, por no ser el período habilitado para ese fin, o por ser las especies pertenecientes a aquellas que están en peligro de extinguirse.

La caza es una actividad muy cuestionada como deporte que se practicó como tal por los nobles desde antiguo como supuesta diversión, y de modo legal, pero para los pobres era un modo de conseguir alimentos, siendo considerada una acción furtiva y penalmente sancionada.

En nuestro tiempo, la caza en general y la furtiva en particular, pone en riesgo grave el ecosistema. Las selvas pierden el 90 % de sus animales por obra de estos cazadores.

En el cine una película dramática titulada "Furtivos" fue estrenada en el año 1975, siendo de producción española. El protagonista es un cazador furtivo.