Concepto de alicaído

La palabra alicaído es compuesta, ya que se integra por el sustantivo ala (costado, flanco, hombro o apéndice de las aves, que les sirve para el vuelo, en muchos casos) y caído, que designa a la cosa o ser vivo que está fuera de su sitio, derrotado, muerto o vencido.

En este caso, la unión de ambos términos, designa a la persona o animal, que está con poca energía, y con poco ánimo, aludiendo, literalmente que tiene las alas caídas, si se trata de un pájaro; o en otros casos, que ha bajado los brazos, los hombros, la cabeza, o ha dejado de alimentarse, de andar, de reír, de hablar, etcétera, en señal de derrota. Las personas alicaídas, suelen llorar, andar cabizbajos o no levantarse de la cama, rehúsan reunirse con amigos, y encerrase en sí mismos, según la personalidad de cada uno.

Pueden existir varias causas para que alguien esté alicaído. Algunas de ellas, son una enfermedad, un dolor emocional, un accidente, la falta de sueño, de alimentos, etcétera. Puede tratarse de una situación pasajera o permanente. Aunque no tan frecuente, puede aplicarse a ciertas cosas, como, por ejemplo, a las finanzas, cuando están en bancarrota, los valores o la cultura, lo que trae como lógica consecuencia, que quien padece esta merma, también se sienta alicaído en su espíritu.

Ejemplos: “Mi canario está alicaído, ya no canta como antes y come muy poco, debe estar enfermo”, “Mi cachorro se queda alicaído, cuando me voy a trabajar, no se mueve de su cucha, y esconde su colita entre las patas”, “Mi padre quedó muy alicaído, luego de la grave enfermedad que padeció, y se está recuperando de modo muy lento”, “Estoy alicaído por haber perdido mi trabajo, espero que esta angustia termine pronto” o “La industria está alicaída en mi país, por culpa de la crisis económica”, “La cultura aborigen sufrió una gran alicaída tras la conquista” o “Mi alicaída economía no me permite irme de vacaciones”.

Cuando una persona está alicaída, es bueno buscar ayuda, hablar sobre el tema, distraerse, ya que la falta de ánimo solo empeorará el problema. Si la angustia es grande, es positivo buscar ayuda profesional, a través de una adecuada terapia.