Concepto de antena

La palabra antena, procede del latín “antenna”, y designaba en sus orígenes, a un palo horizontal, usado en náutica para sujetar las velas de los barcos.

En Electrónica, las antenas, se utilizan como interface, entre quien transmite la señal y el espacio libre, o entre éste y el receptor, o sea, para emitir ondas de radio, electromagnéticas, o recibirlas. En general, se trata de conductores metálicos, que, si actúan como transmisores, transforman en ondas electromagnéticas la energía eléctrica; y si actúan como receptores, lo hacen en sentido inverso. Direccionan la onda radiada. Las hay de mayor o menor potencia y precisión, existiendo las de hilo, las planas y las de apertura, y se usan en una gran variedad de aparatos, como radios, televisores, teléfonos celulares, radares, satélites y mandos remotos. Las antenas parabólicas, usadas en frecuencias altas, poseen un reflector parabólico y pueden actuar como receptoras, transmisoras, o, cumplir, simultáneamente, ambas funciones.

En Zoología, son los artrópodos crustáceos, los que poseen antenas, llamados por esa razón antenados (langostas, cangrejos, langostinos, camarones, etcétera) que les sirve como apéndice sensorial. Los dos pares de antenas (anténulas y antenas) están insertas en los metámeros (segmentos) segundo y tercero, mientras que, en el cuarto segmento, poseen un par de mandíbulas. En algunos casos, además de ser un órgano sensorial, la antena les sirve también para la locomoción. Los insectos, otra clase de artrópodos, que son una evolución de los crustáceos, conservaron las antenas secundarias, y se hallan entre sus ojos.

Las antenas de los insectos poseen tres segmentos: el escapo o segmento basal (que se une a la cabeza); el pedicelo (porción intermedia, que une el escapo al flagelo) y el flagelo (segmento flexible y anillado). Asiduamente, los insectos se limpian las antenas, para quitarles la grasa y suciedad. Gracias a las antenas pueden escuchar, oler, detectar la humedad, el viento, tener sensibilidad táctil, y, en algunos insectos, como en las hormigas, les sirven para su comunicación social.

En el Cine, “La Antena” es una película argentina, estrenada en el año 2007, bajo la dirección de Esteban Sapir, quien también compuso el guion. Se trata de un drama de ciencia-ficción, donde un ser maléfico se ha adueñado de la transmisión de imágenes televisivas, para promocionar sus productos, creando una máquina que transmite imágenes hipnóticas, para una población que se ha quedado muda en pleno invierno, secuestrando a la única persona que todavía puede hablar. Es un duro mensaje al mal uso que puede hacerse de los medios masivos de comunicación.