Concepto de apaciguar

En el verbo latino “pacificare” se encuentra el origen etimológico de apaciguar, que significa “hacer la paz” o restaurar la armonía perdida.

Para que haya algo a apaciguar (una emoción, una revuelta, una agresión, etcétera) debe existir intranquilidad, furia o descontrol, lo que necesita calmarse, lo que puede hacerse por diversos medios, por ejemplo: “Los celos de la niña ante el nacimiento de su hermano, se apaciguaron con mimos y caricias”, “Juan y Martín estaban peleándose a los gritos y trompadas, hasta que el maestro logró dialogar con ellos, para llegar descubrir el origen del conflicto, y apaciguó los ánimos, invitándolos a reflexionar y comprender la actitud del otro”, “No hay otro modo de apaciguar a la bestia que inyectándole un tranquilizante, si no, no podremos atraparla y es un peligro que esté suelta en la ciudad”, “Mi primo siempre actúa como mediador de conflictos y es muy bueno para apaciguar a las partes en disputa, pues tiene mucha paciencia, y los hace entrar en razón”, “Para apaciguar mis nervios tomé una medicina pues estaba desbordada, y ya no funcionaban ni las palabras ni las técnicas de relajación para tranquilizarme”, “Los obreros salieron a protestar por el cierre de la fábrica y los patrones los llamaron para negociar una doble indemnización para apaciguar el tenso clima”, “Dicen que la música logra apaciguar a las fieras” o “Las tensiones entre los dos países van en aumento, y para evitar una guerra, se envió un mediador para ver si se podía apaciguar la violenta discusión por el tema de límites”.

Por extensión, se aplica a las fuerzas de la naturaleza cuando se manifiestan de modo tempestuoso: “Menos mal que se apaciguó la tormenta, pues no me animaba a salir de casa con semejante viento y se me hacía tarde para ir a trabajar” o “Si las aguas del mar se apaciguan tal vez me atreva a surfear”; y también, puede referirse a ciertas cosas, por ejemplo: “Los mercados financieros lograron apaciguarse tras la derrota electoral del candidato oficialista, prometiendo el nuevo candidato que no modificará el tipo de cambio”.

Otra cosa que pueden apaciguarse, en el sentido de mitigar, son los dolores, por ejemplo: "Con compresas de agua fría pude apaciguar mi dolor de cabeza" o "Me puse unas gotas que me recetó el médico para apaciguar el dolor de oidos, que era insoportable".