Concepto de asta

La palabra asta, procede del latín “hastam”, que se aplicaba a cualquier objeto que tenga un formato parecido al de una lanza. En la antigua Roma, las astas eran armas, de madera, hierro o metal, que se usaban para defenderse o atacar. También había astas de color rojo, que se colocaban a modo de señal para indicar a los soldados que podían entrar a una ciudad conquistada. También se le daba un asta o barra de hierro al soldado que se destacaba en combate; y era, un asta, embebida en sangre, la que lanzaban los romanos, a sus enemigos, para declararles la guerra.

Se trata de un sustantivo femenino, pero, en singular, se acompaña del artículo “el” para evitar la cacofonía.

Se aplica, en Zoología, a las formaciones rígidas, que presentan algunos animales, como el ciervo macho; o el reno macho o hembra, en la parte superior de sus cabezas. Suelen confundirse con los cuernos, que son propios de los bóvidos, como los toros; pero se diferencian, en que los cuernos crecen durante toda la vida del animal y son permanentes; mientras que las astas, se caen al cabo de un año, período durante el cual, crecen.

Los ciervos pierden sus astas, recubiertas de piel, en primavera, y les vuelven a crecer, cada vez más fuertes, tardando entre doce y dieciocho semanas en alcanzar su máximo largo, que es en un ciervo de ocho años, es de unos veinte centímetros.

Las astas de ciervos y renos, han sido empleadas desde el Paleolítico superior, para fabricar armamentos y utensilios. Los primeros usos, fueron para hacer, por ejemplo, mangos de hachas y arpones.

Con respecto a las banderas, el asta, es el elemento (palo, pica o lanza) que las sostiene, y de la cual se suspenden, pudiendo estar en posición vertical, horizontal o inclinado. Si el asta, está fija en el suelo, recibe el nombre de mástil. En los barcos, las astas son fijas y dispuestas verticalmente, con diversos fines, los más comunes, para izar banderas o enviar señales.

las banderas patrias son izadas en el asta hasta su cima, pero, como señal de duelo, ante la muerte de algún personaje destacado en la comunidad, u otro acontecimiento funesto, suele usarse, izar la bandera a media asta.

En Geografía, podemos mencionar a un barrio rural español, de unos seiscientos habitantes, llamado Mesas de Asta, dentro de la comunidad autónoma de Andalucía. Mesa significa, “colina aplanada” y Asta, se derivó de la antigua ciudad de Asta Regia, que sucesivamente fue ocupada por tartesos, fenicios, romanos e islámicos y subsistió hasta el siglo X.

Como título nobiliario, el Marquesado de Mesa, fue otorgado por el rey Carlos II de España a Diego Luis de Villavicencio y Zacarías, el 6 de agosto de 1691, en referencia al barrio antes citado.

Buscar otro concepto