Concepto de aventura

La palabra aventura, procede, etimológicamente, del latín “adventura”, que se integra por el prefijo “ad” que indica aproximación, por el verbo “venire” en el sentido de “venir”, y el sufijo de cualidad, “ura”. La aventura, literalmente, es lo que vendrá o sucederá.

La RAE le otorga diversos usos:

Como suceso extraño, una aventura es algo que sale de lo común, que nos asombra y moviliza, por ejemplo: “Este viaje fue una verdadera aventura, ya que jamás pensamos en que el avión tendría un desperfecto y se viera obligado a aterrizar en medio de un lugar inhóspito, de donde fuimos rescatados, luego de varios días” o “Mi vida está llena de aventuras, me pasan cosas extrañas, pero, a la vez divertidas, como cuando encontré en el patio de mi casa, un cachorro de león que se había escapado del zoológico”.

Como algo que es producto de la casualidad: “He vivido una aventura al encontrarme con mi madre biológica, que me abandonó al nacer, en una tienda de mi ciudad, y reconocernos por el inmenso parecido físico”.

Como empresa riesgosa: “Voy a poner un restaurante, aunque no conozco el rubro, invirtiendo en ello todos mis ahorros, ya que confío en que podré hacerlo, aunque no niego que esta aventura puede significar mi ruina, si no sale como pienso”.

Una aventura, también, es como se conoce a las relaciones amorosas que son pasajeras, y en ningún momento, el sujeto siente que puede crear un lazo sólido, aunque esto puede ser sentido así por ambas partes, o solo por una de ellas. Por ejemplo: “Conocí a una mujer en mi viaje a España, y vivimos una aventura que terminó cuando debí volver a mi país” o “Tuve muchas aventuras con parejas ocasionales, pues no me gusta comprometerme, pero con la última surgió el problema, que ella creía que nuestro vínculo era formal, y cuando quise terminar con la relación, tuve que soportar un verdadero escándalo”.

En el Cine, la televisión y la Literatura, el género de aventuras, basa su argumento, en las vivencias tensas o emotivas de los protagonistas. Por ejemplo, en la novela “Las aventuras de Tom Sawyer” del escritor estadounidense, Mark Twain, publicada entre los años 1876 y 1878, se relata la historia del pequeño Tom, que vive en el período que precede a la Guerra de Secesión de Estados Unidos.

El turismo de aventura, implica adentrarse en lugares naturales que presentan retos por ser, por ejemplo, escarpados, y allí se practican deportes de aventura.

Buscar otro concepto