Concepto de escarpado

La palabra escarpado, del latín “scarpato”, es el participio del verbo escarpar, que es regular, pronominal y de primera conjugación, y designa la acción de retirar de una montaña o de otro terreno, tierra o rocas, para que quede en posición de plano inclinado.

Un terreno escarpado, es aquel que posee mucha inclinación o pendiente. Se trata de elevaciones que son abruptas, extremadamente desniveladas y contienen rocas, lo que las hacen de muy dificultoso o imposible tránsito.

Ejemplos de uso: “En un sitio escarpado, puede ser riesgoso perderse, pues el rescate será altamente dificultoso”, “Me encanta la aventura y por eso escalaré estas escarpadas montañas”, “Conducir por un terreno escarpado puede dañar el vehículo y provocar un accidente” o “Prefiero los paisajes de relieves suaves y tranquilos, pues me asustan los agrestes y escarpados, donde la soledad se hace más profunda”.

Los relieves escarpados abundan en el mundo, especialmente en zonas cordilleranas. Dentro de la Cordillera de los Andes, en los Andes australes, encontramos la zona de los Andes áridos, que se extiende entre el Cerro de Tres Cruces (entre la provincia argentina de Catamarca y la región chilena de Atacama) y el Paso de Pino Hachado (ubicado entre la provincia argentina de Neuquén y la Región de la Araucania chilena). Tiene enormes alturas, con pasos sumamente escarpados. Tener un accidente, en esta zona escarpada, es sumamente dramático. Podemos citar el caso del conocido “Milagro de los Andes”, hecho que acaeció el 13 de octubre de 1972, cuando un equipo de rugby uruguayo que viajaba a bordo de un avión de la Fuerza Aérea, cayó, al chocar con un pico montañoso. El relieve escarpado, dificultó la búsqueda, y cuando ya se habían perdido todas las esperanzas, dos de las víctimas del accidente, pudieron al fin, en diciembre, encontrar ayuda, animándose a la aventura de caminar por esos terrenos escarpados y cubiertos de nieve.

El Hierro, en las Islas Canarias, ubicada sobre el Atlántico, es una isla atravesada, dorsalmente, de oeste a este, por una cadena montañosa, donde se destaca el pico Malpaso con una altura de 1501 metros. El oeste de la isla tiene un relieve poco accidentado, pero al norte, es muy escarpado.

En la zona insular de Guinea ecuatorial, encontramos la isla de Bioko, con selvas, valles profundos, cráteres y montañas, formadas especialmente por rocas volcánicas, caracterizadas por ser muy abruptas y escarpadas.

En las zonas que han sufrido el impacto de un meteorito, se forman cráteres de impacto, caracterizados por ser depresiones, de bordes escarpados. Un ejemplo, es, en Alemania, el cráter Steinheim.