Concepto de pastor

Se denomina pastor a aquel cuyo oficio (el pastoreo) consiste en la cría y cuidado de ganado, sobre todo aplicado a quien cría y guía a las ovejas, y en menor medida cabras y vacas, hacia tierras fértiles y abiertas, que les permite pastar para alimentarse ya que se trata de animales hervíboros, y producir su engorde, de forma barata. Surgió como actividad económica cuando el hombre abandonó la vida errante y la caza, para volverse sedentario y cuidar de sus propios animales.

La palabra procede de idéntico término latino, integrado por el verbo "pascere" que se refiere a la acción de hacer pastar, y el sufifo indicativo del agente activo del acto, "tor".

Muchas veces colaboran con su amo, el pastor, los perros, en esta tarea de pastoreo. Un típico perro para esta función es el ovejero alemán, denominación que alude a su función y a su origen, también conocido como pastor alemán. Es llamado también perro policía por ser un gran guardián y auxiliar de esos funcionarios. Mide de alto unos 60 cm y pesa entre 30 y 40 kilos. Tiene ojos oscuros, mordida de tijera, siendo su pelaje, corto, negro, gris o marrón, y su temperamento, noble y valiente. Otros perros que reciben la calificación de pastores, son el pastor u ovejero belga; algo más alto que el pastor alemán, con orejas triangulares y pequeñas, mientras que los pastores alemanes las tienen más alargadas; y muerden además de como tijera, en forma de pinza; y el alsaciano, que es una variante del pastor alemán, que tiene el pelo más largo. El Bobtail o antiguo pastor inglés, pertenece a la familia de los Collie, perro pastor de excelente y dócil carácter, mezcla de caniche y labrador.

Hay dos tipos de pastoreo: el de trashumancia, que parte de lugares fijos y se dirige a zonas estacionales fijas, y el nómade, de rutas irregulares, que se practica en lugares donde las tierras cultivables son poco abundantes. El sobrepastoreo y la subsiguiente desertificación de la zona, son las consecuencias negativas de esta práctica.

Los pastores, en la Literatura, son los protagonistas de temáticas bucólicas, que lograron gran auge en el Renacimiento, ambientadas en zonas rurales, boscosas o montañosas. Así nació la novela pastoril, como género de narración épica, idealista y de amor platónico, donde los personajes encubren a personas reales. Un ejemplo de este género es "El pastor de Frida", escrita por el español, Luis Gálvez de Montalvo. Fue publicada en Madrid en el año 1582 y el argumento se desarrolla a orillas del río Tajo.

Les cabe también la denominación de pastores a aquellos religiosos conductores de almas, guías espirituales de su comunidad de fe, que llevan a "su rebaño" por el camino que les proporciona su salvación eterna. El propio Dios, en el Antiguo Testamento se compara muchas veces con un pastor. El Buen Pastor es el calificativo que se usa para designar a Dios Padre y a su hijo Cristo, como redentores de quienes han cometido pecados, aludiendo alegóricamente a que guía de nuevo a las "ovejas descarriadas", hacia el camino correcto. En Estados Unidos, el pastor es lo que en otros lugares se conoce como párroco, encargado de la congregación parroquial bajo su gobierno.

La terminología de Pastor para designar al líder espiritual, es empleada más frecuentemente en las iglesias reformadas, por ejemplo en las evangélicas, pues en ellas no existe jerarquía, por lo cual no aceptan la autoridad del Papa de Roma: los pastores en esta religión pueden casarse, a diferencia de los sacerdotes católicos. Martín Lutero, iniciador de la reforma protestante, afirmó la existencia de un Sacerdocio Universal, pues consideró que cada creyente era un sacerdote que podía llegar a Dios, encargándose los pastores de administrar la palabra y también los sacramentos.

En el Cine, "El Buen Pastor" es una película dramática estadounidense que se estrenó en el año 2006, bajo la dirección de Robert de Niro, quien también fue uno de sus protagonistas. Está basada en la historia real de uno de los fundadores de la CIA, James Jesús Angleton que ve como sus valores han cambiado de lugar, psando a ser lo más importante en su vida su misión de servicio a su país.

La película española "El Pastor" fue estrenada en 2016, con guion y dirección de Jonathan Cenzual Burley, que trata de la vida de un pastor de ovejas, que ve su mundo tambalearse cuando sus tierras son el objetivo de una empresa constructora.

"El pastorcito mentiroso" es una fábula, tal vez de Esopo, que tiene como moraleja el peligro de mentir; pues el pastor, había engañado varias veces a los habitantes del lugar, gritando que un lobo lo atacaba, para reirse luego de la credulidad de quienes acudían alarmados en su ayuda. Sin embargo, cuando el ataque fue real, nadie fue, pues creyeron que otra vez, se trataba de una farsa, y el lobo arremetió contra las ovejas.

Por otro lado, "El salto del pastor", es un juego, típico de las Islas Canarias, que se practica usando un palo de madera que termina en una punta metálica, que se inserta en la parte más ensanchada. Esa punta o regatón, se clava en el suelo, y el jugador lo usa para saltar. El nombre del juego procede de que el palo es similar al que usan los pastores de la zona, para ayudarse a caminar por esos lugares escarpados, mientras conducen su rebaño.

Buscar otro concepto