Concepto de herradura

La palabra herradura se originó de la unión del sustantivo latino 2ferrum” que se traduce al español como hierro más el sufijo de resultado “ura”.

Como protección de las pezuñas del ganado

Los cascos y pezuñas de caballos, bueyes y vacas, pueden desgastarse y romperse, y para eso, se les colocan las herraduras con distintos formatos y tamaños, según las especies, lo que se realiza posiblemente desde la antigüedad. Por ejemplo, las herraduras de las mulas son angostas; y las de los bueyes, divididas, pues también lo están sus pezuñas. La forma de adherirlas, es pegando o clavándolas en el borde de los cascos.

En un principio, eran móviles y sólo para casos específicos, como viajes largos o por caminos escarpados. En Grecia se las llamaba “ippodémata” que puede traducirse como “hiposandalia”. Eran de cuero y se sujetaban con cintas. Las herraduras más semejantes a las que hoy conocemos, habrían sido usadas por los pueblos bárbaros.

Como ritual

Las herraduras también se utilizan como amuleto de protección o forma de atraer la buena fortuna. La atribución a la herradura de poderes mágicos procedería de su vinculación con el símbolo de la diosa griega Artemisa, que era una media luna creciente sobre su cabeza. Era una diosa virgen, cazadora, custodia de la naturaleza, la Luna y la fecundidad.

No hay acuerdo sobre si el amuleto debe colocarse hacia arriba o hacia abajo para que sirva a sus fines. En Gran Bretaña e Irlanda, colocan las herraduras apuntando hacia arriba, al cielo; mientras que en Europa, América Latina y medio Oriente se ponen para abajo, especialmente a la entrada de establos y graneros.

En Medicina

Existe una enfermedad congénita, que se conoce como “riñón de herradura” que afecta a una de cada seiscientas personas. Los riñones se unen con un formato similar al de una herradura.

En Botánica

Se conocen coloquialmente como herraduras, a ciertos arbustos de la zona mediterránea.

Como juego

El juego de la herradura, consiste en arrojar las herraduras metálicas, perforadas en su zona central, con el objetivo de que el agujero se inserte en una barra que se clava en el suelo. Los jugadores, que participan individualmente o por equipos arrojan diez herraduras cada uno, desde una distancia de doce metros, ganando el que más logre insertar.

En Geografía

La Herradura es el nombre de una localidad del municipio de Almuñécar, perteneciente a la provincia de Granada, en Andalucía (España).