Concepto de recodo

Los senderos y los ríos no son siempre rectos y de dirección única, sino que forman curvas y desviaciones, que se conocen como recodos, donde la dirección cambia.

Ejemplos: “El malhechor esperó a su víctima en un recodo del camino, oscuro y solitario, para poder abordarla”, “Si tomas el recodo a tu derecha, llegarás más rápido a destino” o “Este río tiene recodos peligrosos donde la profundidad aumenta”.

También puede usarse en sentido figurado: “En un recodo de mi alma, guardo tu bello recuerdo” o “En un recodo del destino, mi vida cambió para siempre”.

El recodo del río Danubio es una atracción turística, imperdible en cualquier crucero que por allí navegue. Este recodo lo hace el río entre la frontera entre dos países: Hungría y Eslovaquia, pudiéndose apreciar en esa zona una gran belleza paisajística y sentir una sensación de aventura al ser una curva muy sinuosa, donde gira al sur, pasando por hermosas ciudades como Eztgomen, con su majestuosa catedral, o la fortaleza Visegrád, construida en piedra, en camino hacia Budapest.

En Medicina, algunos órganos presentan recodos o curvas, como, por ejemplo, el intestino.

En La República de Filipinas existe un barrio en la ciudad de Zamboanga, llamado actualmente El Recodo, con algo más de 18.000 habitantes en su mayoría dedicados a la actividad pesquera.

En Música, “El Recodo”, es un tango de 1930, cuya letra fue escrita por Armando Tagini. Expresa la vivencia de un amor perdido, que solo fue valorado cuando ya no estaba. Así surge la pregunta de cuál fue el recodo traidor que acechó al amor mientras transitaba por “la senda triunfal” constituyéndose en una “trampa mortal”, calificándolo como un recodo de espejismo.