Concepto de ciprés

El ciprés, cuyo nombre científico es Cupressus, es un género de coníferas, cultivado especialmente con fines ornamentales, propio de zonas templadas del Hemisferio Norte. Son muy populares en los parques europeos, y suelen hallarse en los cementerios, ya que desde la antigüedad se le dio un valor a sus altas copas, elevadas hacia el cielo, para vincular con el más allá al alma de los difuntos. El mito de Cipariso, es el que atribuye el origen de este árbol, a la acción de un joven así llamado, que al sentirse muy culpable por matar por error su ciervo, fue destinado por el dios Apolo, del que era amante y el que le había obsequiado el ciervo, a llorarlo por siempre, convirtiéndolo en ciprés, que pasó a ser el árbol de la tristeza y el duelo. Sin embargo, tuvo también otra simbología: la de representar la belleza femenina.

El ciprés de Arizona originario de México, sur de Estados Unidos y América Central, es de copa piramidal. El ciprés liso de Arizona tiene copas cónicas o amplias y abiertas.

Son árboles, que pueden llegar a medir hasta 20 metros de alto, teniendo su tronco recto, y son muy longevos (pueden vivir más de tres siglos). Resisten los cambios climáticos bruscos, aunque no toleran bien el frío combinado con el viento. Sus hojas de color verde oscuro, son perennes (no caen) y semejan escamitas. Esta es una diferencia importante entre el ciprés y el pino, ya que el ciprés las tiene muy pequeñitas, y se aprietan como escamas a sus ramitas, mientras que en el pino son como agujitas.

Las flores, que suelen aparecer a fines del invierno, se distinguen por ser algunas, las femeninas, redondeadas y rojizas; y las masculinas, ovaladas y amarillas o naranjas, que se encuentran colgando en las puntas de las ramas.
En el tronco, de tono claro, nudoso, no resinoso y de corteza fina, pueden observarse fisuras longitudinales. De su madera se desprende un perfume parecido al del cedro. Las raíces crecen hacia abajo de forma recta y vertical.

El ciprés tiene varios usos. En la Biblia hebrea, junto con el cedro, se usó para construir el Templo de Salomón. También fue común usar su madera, resistente a la humedad, para embarcaciones. La fabricación de puertas es otra de sus aplicaciones, siendo ejemplo de ello, las de la Basílica de San Pedro (Ciudad del Vaticano). También se lo emplea para hacer cajas de embalaje, guitarras y en obras de carpintería. Las hojas y conos, se cree que tienen funciones terapéuticas, para aliviar la fiebre, como diurético y tratar hemorroides y várices.

Además de estos cipreses, hay otras variedades, como el de Cachemira, el llorón chino, el del Himalaya o el de Marruecos.

Buscar otro concepto