Concepto de trayecto

La palabra trayecto nos llegó desde el francés “trajet”, a su vez del latín “trajectare”, integrado por los siguientes términos: “trans”, que indica que algo está “más allá”, y el verbo “jacere” que puede traducirse como “lanzar”.

El trayecto es un recorrido, entre dos puntos situados en el espacio; siendo la medida del trayecto la distancia que se ha recorrido un cuerpo que se encuentra o encontró en movimiento. Tiene profunda relación con el tiempo, ya que, desde el inicio del trayecto hasta su fin, se van sucediendo períodos de tiempo, que van a ser mayores o menores, dependiendo de la velocidad y las pausas. El trayecto puede sufrir interrupciones, voluntarias o no, y demorarse más o menos en su recorrido.

Los trayectos pueden ser en línea recta, oblicuos, curvos, circulares, etcétera, y ser realizados por quienes tienen capacidad de desplazamiento autónomo como los animales, o los vehículos motorizados; pueden depender en su desplazamiento de la aplicación de una fuerza o impulso, como ocurre en una pelota o una bala, o ser consecuencia de la fuerza de gravedad, como cuando una manzana recorre un trayecto, al desprenderse del árbol para caer al suelo.

Los trayectos pueden ser continuos, o discontinuos, si sufren interrupciones en su recorrido y luego se retoman. Algunos trayectos, que realizan las personas, pueden estar acompañados de actividades lúdicas, informativas o recreativas.

Ejemplos: “Comencé el trayecto desde mi casa a la escuela, pero en el camino me detuve a conversar con un compañero 10 minutos, y llegué tarde”, “Mi trayecto hacia mis vacaciones fue muy accidentado pues colisioné contra un árbol mientras manejaba”, “Recorrí un trayecto de 100 kilómetros en menos de una hora, así que obviamente conduje a mucha velocidad”, “En el trayecto de regreso a casa, luego de las vacaciones, mi papá se entretuvo en el barco leyendo un diario, mientras mis hermanos y yo, jugábamos video-juegos” o “La pelota en su trayecto, giró sobre sí misma, formando trompos, varias veces”.

También existen, gracias a los progresos tecnológicos, trayectos virtuales que se recorren en imágenes tridimensionales, dando la sensación de realidad.

Se denominan trayectos formativos, a las herramientas que se brindan a diversos profesionales, para actualizar su formación teórico-práctica, y, especialmente a los docentes, para que puedan capacitarse y mejorar sus prácticas pedagógicas, con actualizaciones en cuánto a estrategias didácticas innovadoras.