Concepto de fuste

Si queremos conocer el origen de la palabra fuste, debemos remontarnos al latín, donde “fustis” era el término cuyo significado era “garrote” o “vara”.

En Arquitectura

En una columna, el fuste es la parte que se encuentra entre su capitel y su basa (parte inferior). Es lo que le da altura, y puede tener diferentes formas y decorados, o ser rectos y lisos.

En la arquitectura griega los fustes van variando de acuerdo a los órdenes que caracterizan sus diferentes períodos históricos. En el orden dórico, del siglo VII antes de Cristo, las columnas que se usaban en sus templos de piedra, eran carentes de basa, y el fuste, poseía aristas vivas y acanaladuras o estrías de poca profundidad, en un total de entre 14 y 20.

En el orden jónico, que nace paralelamente al dórico, en el Asia Menor, y llega a su apogeo en la época clásica, los fustes de las columnas, que son más altas, estilizadas y cuentan con basa, son de una acanaladura mayor, en número de 24, que se encuentran separadas por un filete. Son de sección circular y sus aristas se muestran aplanadas.
El orden corintio, que apareció tomando al jónico como base, por obra presuntamente del escultor Calícamo, en el siglo V antes de Cristo, es también de sección circular, con 24 acanaladuras.

Los dos últimos órdenes presentan éntasis, o sea un engrosamiento en la zona central del fuste, que es más notorio en el estilo dórico, siendo más delgada la parte inferior, para mejorar el aspecto visual.

Los romanos combinaron los tres órdenes arquitectónicos en sus columnas, pero le añadieron el estilo toscano, de influencia etrusca, con un fuste que no posee ranuras.

En Botánica

En los árboles se denomina fuste a su tronco, la parte leñosa, que se encuentra por debajo de la corteza, hasta donde comienzan las ramas.

Como sinónimo de fundamental o importante

Al ser un fuste el tronco o estructura que sustenta una cosa, también se denomina fuste, a todo aquello que es fundamental para algo, como, por ejemplo, los argumentos en los que se basa una demostración.

Otros usos

También se designa como fuste al armazón de la silla de montar. Las varas largas de madera, también solían llamarse, por extensión, fustes, lo mismo que en las lanzas; las varas largas o palos, donde se fija su parte de hierro.