Concepto de prado

El sustantivo prado se originó en el vocablo latino “pratus”, en el sentido de extensión de terreno relativamente plano, compuesto de tierra provista de humedad natural o artificial, donde crece el pasto y permite por ello la alimentación del ganado. Los que se destinan solamente a pastoreo se denominan prados de diente.

Un prado, al ser un espacio verde, permite tomar contacto con la naturaleza, y es el lugar ideal para relajarse y disfrutar del aire libre lejos del estrés de las ciudades. Ejemplos: “la niña paseando por el prado, recogió flores silvestres” o “Debería ir a caminar por un prado, para serenar mi mente de los problemas cotidianos”.

Por otra parte, el famoso y muy visitado, museo Nacional del Prado, está situado en la capital de España (Madrid). Allí se exponen las obras, entre otros de el Greco, Goya, Velázquez, Tiziano, el Bosco, Rubens y Murillo. En total suman unas 8.600 obras, de las cuales, las iniciales pertenecen a las colecciones de la monarquía española. Otras proceden del Museo de la Trinidad, disuelto en 1872. Está enclavado dentro del Paseo del Prado, un jardín urbano histórico.

En Colombia, y dentro del departamento de Tolima, existe un municipio denominado Prado, fundado en 1781, con una extensión de 448 km y una población de unos 10.000 habitantes, que cuenta con la represa de Hidroprado, un lago artificial, como atractivo turístico.

Prado es también un apellido. Entre quienes lo llevan podemos mencionar a Pedro Prado Calvo (1886-1952) escritor chileno que se adjudicó en 1949, el Premio nacional de Literatura y Emilio Prados, poeta español (1899-1962).

“El prado de las estrellas” es una película española de 2008, dirigida por Mario Camus. El protagonista es un jubilado de nombre Alfonso, que visita en un pueblo de Cantabria a una amiga que lo cuidó al morir su madre, donde encuentra casualmente en el “prado de las estrellas” a un joven ciclista, de donde parte la trama, ya que el anciano intentará que el joven se transforme en un campeón del ciclismo.