Concepto de gravidez

La palabra gravidez (del latín gravitas) hace referencia a la calidad de grávido (del latín “gravidus”). Significa lo que aparenta ser pesado. De este modo se aplica a todo aquello que tiene un peso considerable o está muy lleno: “Su corazón está grávido de ilusiones” o “Hace mucha fuerza para levantar esa bolsa por lo que supongo que su gravidez es importante”. No es de uso cotidiano.

En Ginecología y Obstetricia se denomina estado de gravidez al período gestacional de la mujer. Una mujer está en estado de gravidez cuando se halla embarazada, y también se habla de un útero grávido cuando este órgano femenino alberga al nuevo ser, desde que es concebido y hasta que comienza la vida extrauterina con el parto, ya se trate de cigoto, que es óvulo fecundado por el espermatozoide, que al día posterior comienza su división, primero en dos blastómeros, y ya se conoce como embrión, y que luego sigue subdividiéndose. El feto, es el nombre que recibe el ser en desarrollo, a partir de la octava semana de su concepción, y cuando ya tiene un aspecto que lo hace ver como un esbozo de ser humano. Estará completamente formado a las diecinueve semanas, aunque aún es pronto para que sea viable.

El período gestacional o de gravidez dura aproximadamente en la mujer unas cuarenta semanas (nueve lunas) que implica una serie de importantes transformaciones para la madre y para su futuro bebé. El desarrollo embrionario y fetal tiene lugar dentro de una bolsa (placenta) que contiene un líquido acuoso llamado amniótico. La placenta es una masa de vasos sanguíneos, que se conforma a partir del tercer trimestre de la gestación, y está implantada en el útero. A partir de su formación decrece el riesgo de sufrir aborto espontáneo. La placenta termina en un tubo flexible llamado cordón umbilical, que conecta al bebé en gestación con su madre y por allí el primero recibe el oxígeno y los nutrientes de la segunda. Tras dar a luz al bebé, se corta el cordón umbilical y la madre expulsa la placenta, pasando a tener el bebé una vida autónoma y externa.