Concepto de harpía

Harpía o arpía (ambas variantes de escritura son correctas) procede del griego Άρπυια (léase “harpya”) con el significado de ser la cualidad de quien vuela, destruye y saquea.

Con el término harpía se nombraba en la mitología griega, a dos mujeres bellísimas, Aeleo, que era el viento impetuoso, y Ocípete, el viento rápido, dotadas de alas, hijas de la ninfa Electra y del dios marino, Taumante, elegidas por el dios supremo Zeus para castigar al rey traciano Fineas, que quedó ciego, discutiéndose la causa de ello. Algunos sostienen que fue por abusar de sus dotes de adivino, revelando secretos de los dioses. Por esta razón Zeus, lo mandó a una isla donde estaba rodeado de manjares, pero decidió que las harpías, le robaran su comida, no pudiendo hacer uso de ella.

Otras versiones agregaron, que lo que hacían las harpías, era ensuciar la comida con sus excrementos, para que quede arruinada; y así comenzó a tejerse la leyenda sobre su carácter monstruoso, comenzándose a describirlas como horribles criaturas, de sexo femenino, relacionadas con la fuerza del viento, que tenían cuerpo de ave de rapiña, pero cara de mujer, que volaban, saqueando y devorando todo lo que hallaban en su recorrido, quitándoles el alimento a otros seres vivos y raptando y torturándolos.

Socialmente, se califica de harpía, teniendo en cuenta la actitud de aquellos monstruos mitológicos, a aquellas personas que realizan maldades, engañan y corrompen; siendo crueles y vengativos. Ejemplos: “La harpía de mi vecina, electrificó su cerca para evitar el ingreso de ladrones, pero un inocente niño la tocó, y a causa de ello, está internado en grave estado”, “Tu actitud de delatar a tus compañeros de oficina cuando llegan tarde, es harpía” o “El estafador urdió una artimaña para quedarse con los ahorros de los jubilados. Es una persona harpía, que no merece perdón”.

En Zoología, se denominan harpías, a dos tipos de ave similares, que pertenecen a la familia de las Accitripidae. Una de ellas, es una especia de águila que habita los bosques húmedos de los hemisferios occidental y austral, teniendo un enorme tamaño, con un peso de alrededor de 8 kilogramos. Es el ave nacional de la República de Panamá. Son aves monógamas, viven hasta cuarenta años, y el plumaje de las especies adultas es de diversas tonalidades de grises, mezclado con negro; a rayas, en ciertas zonas. En su cabeza tienen una cresta doble.

También, de la misma familia, hay otra águila, de color grisáceo, llamada “harpía papúa” o “kapulera”, oriunda de Nueva Guinea.