Concepto de infertilidad

La palabra infertilidad se compone de los siguientes términos latinos: el prefijo negativo “in”, el verbo “ferre” en el sentido de “producir” y el sufijo que forma sustantivos abstractos a partir de adjetivos, “dad”.

Infertilidad designa a aquellas situaciones en que la cosa potencialmente fructífera, no da los frutos esperados. La tierra es infértil cuando no se cosecha nada tras la siembra, lo que puede deberse a sus condiciones naturales, como ocurre con los terrenos de zonas desérticas o por carecer el suelo de nutrientes, por haberlos agotado los cultivos intensivos de ciertas especies, como por ejemplo, la soja. Otra causa de infertilidad de los suelos es el proceso erosivo, que pueden producir por ejemplo, las lluvias intensas y las inundaciones.

En el reino animal y entre los vivíparos, la infertilidad es el problema que impide concebir una cría o llegar a darle a luz tras haberse desarrollado en alguna medida el embrión. Si la imposibilidad de concebir es total, el individuo se dice que es estéril.

En el género humano, afecta a las parejas que no pueden concebir o lograr la implantación adecuada del óvulo fecundado. Para que se considere que una pareja es infértil se debe haber tenido relaciones sexuales regulares durante un año sin usar ningún método anticonceptivo. Si se trata del primer hijo se denomina infertilidad primaria, y si se ha tenido ya un embarazo previo, se denomina secundaria.

El porcentaje de parejas infértiles es el mundo es del 15 %. Puede estar afectado el aparato reproductor de la mujer, el del hombre, o el de ambos. En un pequeño porcentaje se desconocen las causas. A partir de los 35 años el porcentaje de infertilidad y abortos espontáneos aumenta. Con un adecuado diagnóstico y tratamiento, en el 90 % de los casos se llega a revertir la situación.

Entre las causas de infertilidad femenina podemos nombrar: la anovulación (falta de ovulación) la celiaquía sin tratamiento, la diabetes mellitus, el cáncer, neoplasias uterinas, alcoholismo, trastornos en la coagulación, alcoholismo, ejercicio excesivo, la endometriosis, la menopausia prematura, etcétera. Entre las causas de infertilidad masculina, podemos mencionar, el hipogonadismo, la diabetes mellitus, la enfermedad celíaca sin tratamiento, el fallo idiopático, la drogadicción, el alcoholismo, la criptorquidia, el varicocele, etcétera. En ambos, el factor psicológico puede tener gran importancia.