Concepto de medida

En Física, para establecer una medida, que es un valor numérico, debe tomarse una referencia que es la unidad de medida, para que podamos obtener la magnitud que necesitamos, comparándola con esa unidad que es invariable y repetible, y que surge a través de un patrón o modelo, o por otras unidades previamente definidas. Las magnitudes a medir deben ser de la misma especie. Las medidas son imprescindibles para evitar que los sentidos nos engañen en las tareas de experimentación.

Los patrones de medidas establecidos por el Comité Internacional de Pesos y medidas consta de siete unidades básicas, que permiten establecer: medidas de longitud (metro), de masa (kilogramo), de tiempo (segundo), de intensidad eléctrica (amperio) de temperatura (kelvin) de intensidad lumínica (candela) y de cantidad de sustancia (mol). Este sistema es llamado sistema métrico. El sistema imperial es utilizado en Estados Unidos y el Reino Unido y es producto de una evolución histórica, utilizando como unidades el pie, la pulgada, la yarda y la milla.

Ejemplos de uso: "La medida de esta mesa es de 1,40 metros de largo por 0,60 metros de ancho", "El reloj, se ha inventado para medir el tiempo, en segundos, minutos y horas" o "Voy a fijarme en el informe meteorólica cuánto mide la temperatura a esta hora del día".

Antiguamente se utilizaron varios métodos para medición, utilizando el cuerpo humano como referente y que son los antecedentes del sistema anglosajón o imperial. En Egipto se usó el cúbito que era la distancia entre la punta del dedo índice y el codo, mientras la mano era una medida de cinco dedos. En Grecia y Roma utilizaron el pie humano como unidad de medida. En la Antigua Roma la milla era la medida equivalente a mil pasos y cada paso eran dos zancadas. La yarda fue la distancia existente entre la punta de la nariz del rey Enrique I y el extremo de su dedo medio.

En Literatura se habla de medida de los versos, que surge por el recuento de sus sílabas.

Hacer algo "a medida" es hacerlo de acuerdo a un modelo de referencia, al que se adapta en cuanto a su forma y tamaño, por ejemplo: "Me han hecho un traje a medida, y por eso me queda perfecto" o "Este cuadro está a la medida de la pared donde está colgado".

Otro uso es como sinónimo de modo o manera adecuada, por ejemplo: "En la medida que me hagas caso, te iré sumando derechos".