Concepto de mena

Mena, procedente en su etimología del francés “mine”, es el mineral metalífero en bruto, o sea, de la forma en que es extraído del yacimiento, para luego, a partir de tratamientos metalúrgicos obtener el metal, separando la ganga, que son los minerales sobrantes, a veces descartable y en otros, de interés para otras actividades.
Mena es también un topónimo, derivado del apellido del poeta Juan de Mena, de nacionalidad española, que vivió entre los años 1411 y 1456, y que la Unión Astronómica Internacional usó en el año 1976, para nombrar un cráter del planeta Mercurio que tiene 25 km de diámetro.

Mena, del griego μαίνη, y del latín “maena”, y de nombre científico “Spicara maena” es un pez de mar, habitual del Mediterráneo y acantopterigio. Su cuerpo es alargado, comprimido, pero de abdomen convexo, que llega a medir unos 25 centímetros, teniendo las hembras un color más opaco y único, y los machos son grises con tonalidades azules o verdosas y rayas celestes, con líneas azules en la cabeza, y una gran mancha negra en los flancos.
Mena, de igual término italiano, en el ámbito marítimo es el grueso de un cabo que es medido por su contorno o circunferencia.

Geográficamente, hay varios lugares que tienen ese nombre, como, por ejemplo, el valle de Mena, en España, municipio castellano-leonés de la provincia de Burgos. Es una depresión, turísticamente muy visitada por sus bellezas naturales, que presenta grandes espesores de sedimentos. Tiene una superficie de 263,18 km² y su población es de algo menos de cuatro mil habitantes.

En el estado de Arkansas (Estados Unidos) existe una ciudad, de nombre Mena, en el condado de Polk, que tiene una superficie de 17.5 km² y una población de unos seis mil habitantes.

La región cuya sigla en inglés es MENA, que se extiende desde Marruecos a Irán, siendo sinónimo de Gran Medio Oriente (Medio Oriente y norte africano) reúne unas 381.000.000 de personas. Tiene una gran riqueza en gas natural y petróleo.