Concepto de prenatal

La palabra prenatal se formó con los siguientes términos de origen latino: el prefijo de antelación, “pre”, “natus” que significa “nacido” y el sufijo que indica relatividad o pertenencia, “al”. Prenatal es todo aquello que acontece antes de producirse el nacimiento.

El nuevo ser, que se gesta en el útero materno, en el que se albergará durante alrededor de cuarenta semanas, requiere de muchas atenciones para que al cabo del embarazo se dé a luz a un bebé saludable. Eso se conoce como cuidados prenatales o atención prenatal, que consiste en chequeos médicos periódicos para verificar que la madre se encuentre en óptimas condiciones de salud y que el niño se vaya desarrollando dentro de los parámetros considerados normales.

A la madre se le realiza exámenes físicos, ginecológicos y cardiovasculares. También análisis de laboratorio para evaluar que no existan trastornos que puedan tener consecuencias sobre el embrión o feto: anemia, toxoplasmosis, VIH, diabetes, etcétera. El niño concebido, pero no nacido, es evaluado periódicamente a través de ecografías. En embarazos de riesgo, los controles son más frecuentes y exhaustivos. El médico que se ocupa de la atención de la mujer embarazada y parturienta es el obstetra.

La estimulación prenatal, son todas las condiciones a las que se expone al feto y a su madre para lograr que el desarrollo del futuro ser sea óptimo, a nivel intelectual, sensitivo y psicológico. Desde que el feto tiene seis semanas, ya puede moverse, escuchar, ver, tocar y tienen también sentido del gusto; y por ende responde a estímulos. Por lo tanto, que la madre tenga un embrazo tranquilo, que ría, disfrute, se alimente bien, hable a su futuro hijo, acaricie su panza (y el padre y otros familiares directos también) escuche música suave, contribuirá a que sea un niño sensible, apacible, curioso y confiado, ya que se sentirá querido y protegido.

Entre las asignaciones familiares, que son sumas que paga el Estado ante situaciones especiales de la vida, para ayudar a solventarlas, está la asignación prenatal. Se abona mensualmente a la mujer embarazada, durante el período de gestación, debiéndose probar ese estado mediante certificación médica. Varios países cuentan con esta ayuda, especialmente brindada a embarazadas de escasos recursos, entre ellos, Francia, Argentina y Bolivia.