Concepto de visceral

La palabra visceral alude a aquello que está relacionado con las vísceras, que son las entrañas, que están en el interior del organismo.

Lo visceral puede ser literal, siendo lo que se relaciona con las vísceras u órganos internos (corazón, pulmones, estómago, intestino, etcétera) estudiados por la Anatomía visceral. Por ejemplo: “He comido mucho y siento un dolor visceral generalizado” o “Voy a ir al médico a hacerme un chequeo general, y seguramente me recomendará hacer una ecografía, para ver mi estado visceral”.

Por extensión, y en sentido figurado, se califica como visceral a las actitudes, ideas, emociones, o pensamientos humanos, muy intensos, y profundos, y por ello, entrañables, que nacen de lo más animal e instintivo de la persona, sin mediar un proceso racional que les ponga un freno prudencial.

Las pasiones son viscerales, tanto las que se refieren a un amor desbordante y sin límites, como las relacionadas con la ira y el odio; y en general, las consecuencias de estas conductas, suelen ser peligrosas, ya sea porque nos haga sentir angustiados y rencorosos; o porque nos incite a la violencia.

En las personas, existe una puja constante entre lo que deseamos y lo que debemos hacer, esto último impuesto por nuestra moral, religión, convenciones sociales o normas jurídicas; y si bien es bueno, dejar salir cada tanto nuestros deseos, para no reprimirnos; también es saludable, dominar nuestros impulsos, si nos llevan a cometer actos dañinos para nosotros u otros.

Podemos tener alguna vez un comportamiento, sentimiento o pensamiento visceral, por alguna circunstancia específica, o hacia alguien o algo determinado; o ser parte de nuestra personalidad, y ser viscerales en todo lo que hacemos y expresamos.

Ejemplos: “Marcos siente un odio visceral hacia la tierra en la que nació, pues allí sufrió persecuciones y maltratos; jamás volvería, pero necesita sanar su corazón, pues esos recuerdos dolorosos lo llenan de angustia”; “Se enojó con su primo y tuvo la reacción visceral de herirlo con un cuchillo, y ahora está preso y arrepentido”, “Con pasión visceral, se arrojó sobre el amante de su mujer y estuvo a punto de matarlo” o “El joven es visceral en todo lo que hace; debería aprender a poner coto a sus impulsos, pues un día, hará algo terrible”.

Muchas personas, canalizan sus emociones viscerales a través del arte, donde dejan salir la negatividad, de modo positivo y creativo.

En el Cine, los argumentos viscerales y de extremo terror y violencia, se agrupan en el llamado “cine gore”, donde se expresan toda clase de excesos.