Concepto de alocado

Alocado, es el participio del verbo alocar. Se integra el vocablo, con el prefijo “a”, del latín “ad”, que indica cercanía, y el sustantivo loco, que es aquel que ha perdido la razón o el juicio. El sufijo “ado”, indica que se trata de un resultado.

Alocado se usa como adjetivo para calificar a todos aquellos pensamientos irracionales y conductas desatinadas, realizadas de modo precipitado, impetuoso, ansioso, irreflexivo, impulsivo o demasiado rápido.

Ejemplos de uso: “La joven corría de modo alocado, para llegar a la casa de la abuela lo más pronto posible, pues le avisó que no se sentía bien de salud”, “Los automovilistas manejaban alocadamente en la ruta y provocaron un tremendo accidente”, “Mi ritmo alocado de vida me está estresando mucho, así que me reorganizaré para tener tiempo para descansar y disfrutar de la vida, además de cumplir con mis numerosas obligaciones”, “En un alocado intento por sobrevivir, quiso llegar nadando a la orilla, desafiando las aguas heladas, pero, si no fuera por los rescatistas que lo vieron, se hubiera ahogado”, “Es alocado tu pensamiento de querer hacer justicia por tu propia cuenta, ante el crimen de tu hermano; es venganza, y te llevará a prisión” o “Sus ideas alocadas, lo llevaron a viajar por el mundo sin ningún tipo de precaución ni itinerario, ni medios, por lo cual, debió sortear muchos inconvenientes”.

Muchos planes, ideas o conductas que se consideran alocadas, son propias de personas aventureras, que les gustan los riesgos y los desafíos, y, muchas veces, consiguen sus propósitos, que, para quienes son prudentes, parecían irrealizables: “El muy alocado de mi primo, decidió convertirse en artista, y, lo que parecía solo un sueño, hoy es una hermosa realidad”.

Las personalidades alocadas, son las que siempre viven apuradas, ansiosas, con premura, sin detenerse a pensar, siguiendo sus impulsos, sin reparar en las consecuencias de sus actos; haciéndolo con regularidad; y no en situaciones de excepción.

Las danzas y músicas muy ruidosas y movidas, se califican como alocadas: “Se movía feliz al alocado ritmo del rock and roll”.

En el Cine “Viernes alocado” es como se conoce, en español, a la película estadounidense cuyo título original es “Freaky Friday”, que se estrenó en el año 1976, bajo la dirección de Gary Nelson. Es una comedia que trata del intercambio de cuerpos, entre una madre y su hija adolescente, que asumirán una el rol de la otra.

En 2012, se estrenó el drama chileno “Joven y alocada” con dirección de Marialy Rivas, sobre la relación conflictiva de una adolescente rebelde y bisexual con su religiosa y conservadora familia, que la chica relata en un blog.