Concepto de apostolado

La palabra apostolado, etimológicamente nos remite al latín, “apostolatus” y hace referencia a la actividad de los apóstoles, que fueron aquellas personas que eligió Jesús como mensajeros, para que extiendan su Buena Nueva. Es por ello que el apostolado es la acción de quien ilumina el camino del prójimo, compartiendo su fe, para llegar a Dios, según lo que predicó Cristo, que es quien hizo del apostolado el motivo de su vida, de su muerte y de su resurrección.

Formas de ejercicio del apostolado cristiano

Este ejercicio de fe compartida, exteriorizada y difundida, puede hacerse no solo por quienes consagran su vida al servicio de la religión como sacerdotes, sino también por los cristianos laicos, a través de la oralidad o la escritura; conversando con amigos, parientes y extraños, dando conferencias, escribiendo folletos y libros, sobre el camino que lleva hacia Dios, tal cual está contenido en la Biblia.

Es la catequesis la que enseña a los cristianos, su misión en la Tierra, como partícipes de una comunidad de creyentes y como emisarios del mensaje que recibieron a través de la revelación divina contenida en las Sagradas Escrituras, para hacer del mundo terrenal un camino lleno de amor y caridad hacia el fin último, de la comunidad con Dios.

También puede hacerse el apostolado, desde el ejemplo y el testimonio, llevando una vida virtuosa y consagrada al Señor, orando y ayudando a los demás, siendo solidario y comprensivo, y a través de obras caritativas.

Por extensión

Se aplica el término apostolado para calificar a aquellas personas, que, en el marco de su actividad o profesión, la ejercen desinteresadamente, tratando de ayudar a los demás, sin fijarse en sacrificios ni en réditos personales. Por ejemplo: “Ejerció la medicina como un apostolado, brindándose totalmente a sus pacientes carenciados, que solo le retribuían con abrazos y sonrisas”, “Mi patrón pretende que trabaje noche y día, si quisiera hacer un apostolado, no lo haría para su beneficio, sino para quienes lo necesitaran de verdad” o “Hizo de la enseñanza un apostolado, se recibió de maestro, y recorrió enseñando las zonas más pobres del país”.