Concepto de brahmanismo

El brahmanismo es una religión propia de la India, que aparece aproximadamente hacia la mitad de la etapa de la cultura védica, aunque algunos asimilan el brahmanismo al vedismo, que se extendió desde el 1500 a. C y el 500 a. C. La religión de esta etapa era el vedismo, que precedió al hinduismo. El vedismo fue introducido por los indoeuropeos nómades que invadieron primero el valle del Indo y luego se desplazaron al Ganges, fundiéndose con la población local.

Estos arios dividían la sociedad en tres partes; que luego, en el brahmanismo serían en: brahmanes (sacerdotes) ksatriyas (guerreros y funcionarios) y los vaisiyas (campesinos y artesanos). La cuarta casta, la de los sadras, estaba conformada por los nativos y sus tareas eran serviles. La gente carente de casta, depreciados, eran los parias.

En el vedismo existían los sacerdotes brahmanes, que efectuaban sacrificios en animales, mientras entonaban himnos sagrados, y conocían los misterios divinos, de sus numerosos dioses, que representaban fuerzas naturales; saberes que compartían con los reyes y guerreros. En el siglo IV a. C. ya los ksatriyas no existían y los brahmanes monopolizaron el conocimiento religioso, que se había vuelto muy ritualista. Contra esta única fuente de saber religioso y el poder de los brahmanes, apareció el budismo, en esta época, cuando también surge el hinduismo, como variante monoteísta del brahmanismo, que empleaban la meditación y excluían los sacrificios animales para lograr mantener contentos a los dioses, y el consumo del jugo de Soma como droga ritual, identificada con la Luna.

Volviendo al brahmanismo, esta religión justificó las divisiones sociales en rigurosas castas y la esclavitud, colocando a los sacerdotes brahmanes en una posición de privilegio, no solo religioso sino también social. Sus dioses también tenían jerarquía, siendo el más importante y supremo, Brahma, el creador de todo lo que existe, y originado en una flor de loto, y sosteniendo que las criaturas vivientes son sus partículas; y el resto de los dioses, sus manifestaciones, que son, Siva, el dios destructor y Vischnú, el dios conservador y renacedor.

Creen en la reencarnación y el karma como retribución por las acciones realizadas; y respetan todas las formas de vida.

Los primeros brahmanes tenían como texto filosófico al Mimansa, que consta de una parte teórica, que es el Vedante, cuyo autor es Vyasa, el dios compilador del siglo XV antes de Cristo, y tercera reencarnación de Brahma; y otra ritual, llamada karmaminanza, autoría de Djaimini, fundador de la primera escuela filosófica ortodoxa, conocida como Mimansa.

Solo los niños varones podían ingresar en la casta de los brahmanes, debiendo estudiar bajo una estricta disciplina moral, que incluía una vida mendicante, compasiva y pura, guiados por un maestro Brahmán.