Concepto de campesino

La palabra campesino se integra por campo, del latín “campus”, que significa “terreno plano o llano” más el sufijo de pertenencia “ino”, referido, al ser humano varón que se dedica a trabajar un campo de labranza. La mujer que hace esos quehaceres es la campesina.

Trabajar la tierra para aprovechar de sus frutos, fue una de las primeras actividades que realizaron las personas, cuando se hicieron sedentarios, para subsistir, y lucrar con el excedente, comerciándolo.

Los campesinos pertenecen al sector primario de la economía, pues trabajan directamente con lo que ofrece la naturaleza. Puede trabajarse de manera individual o asociada, usando su propia fuerza de trabajo, la de sus familias, aunque también pueden contratarse peones de campo, a cambio de una remuneración, lo que es frecuente, por ejemplo, en épocas de cosecha.

Los campesinos pueden ser dueños de la tierra en la que trabajan o arrendarla, o trabajar para los dueños de la tierra, en cuyo caso, recibirán un salario por su esfuerzo.

En la antigüedad griega, los campesinos estaban exentos del pago de tributos, pero, muy pronto, debieron soportar cargas impositivas abusivas. Sin embargo, paralelamente, el campesinado, como grupo, fue adquiriendo poder, con participación política, en calidad de ciudadanos.

En la Roma antigua, la agricultura fue la base de la agricultura, donde se empleaba mucha mano de obra esclava, que obtenían gracias a las conquistas, y les permitía a los patricios, emprender largas campañas militares sin abandonar la producción de sus tierras. Roma fue creciendo y urbanizándose.

Las invasiones bárbaras, que determinaron el inicio de la Edad Media, en el año 476, trajeron aparejada la ruralización de la economía europea, donde las tierras eran trabajadas por los vasallos que le debían pagar sus tributos al señor feudal que les concedía la tierra y los instrumentos de trabajo. Problemas climatológicos, la peste negra del siglo XIV, y las guerras, fueron algunas de los enormes problemas que tuvieron que enfrentar los campesinos medievales, aunque el trabajo no era agotador, ni insumía tantas horas diarias y tenían muchos días festivos. Esto cambió con el desarrollo del capitalismo, que provocó un gran éxodo del campesinado empobrecido a trabajar en las nacientes fábricas del siglo XVIII, que introdujo tecnología a las labores del campo, pero, los campesinos disminuyeron drásticamente. Las industrias agregaron valor a la materia prima, y los países, agroexportadores poco a poco, fueron perdiendo su lugar privilegiado frente a los industrializados, que compraban materia prima barata y vendían manufacturas caras.

Actualmente, los movimientos de campesinos, intentan recuperar el valor de la naturaleza y del trabajo agrícola, y son una fuerza internacional muy importante.

Buscar otro concepto