Concepto de sóviet

La palabra sóviet, se originó en el ruso “cobét” que se traduce como concejo, junta o asamblea, específicamente integrada por trabajadores, soldados, obreros y campesinos, y, que tuvo importancia vital durante la vigencia de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) ya que fueron el foco que permitió el estallido de la Revolución Rusa y formó parte de la administración del nuevo Estado socialista, nacido a partir de la misma.

Los primeros sóviets rusos surgieron espontáneamente con la revolución rusa de 1905, cuando los obreros y campesinos oprimidos, decidieron levantarse contra el Estado capitalista, pero el zarismo logró destruirlos. Sin embargo, recobraron fuerzas renovadas y lograron que la revolución de 1917, resultara victoriosa. El primer sóviet fue el de Ivanovo-Voznesensk, pero el que cobraría la mayor pujanza sería el de Petrogrado, integrado por delegados obreros.

Los ciudadanos que no fueran ni empresarios, ni patrones, ni sacerdotes, ni delincuentes, ni insanos, elegían sus representantes para el sóviet de cada localidad, y luego para sóviets que iban agrupando más miembros, hasta llegar al Sóviet Supremo, órgano legislativo máximo, de cada República y de la totalidad de ellas, que era el Sóviet Supremo federal, integrado por dos cámaras, una era el sóviet de las naciones y el otro el sóviet de la unión, en una conformación estatal jerárquica desde abajo hacia arriba y viceversa.

El número de diputados o representantes, cuyo trabajo era sin retribución, variaba según el lugar. Por ejemplo, era de uno por cada quinientos obreros, tanto en San Petersburgo como en Moscú, pero en Kostromá, la proporción era de un diputado cada 25 obreros. Algunos sóviets tenían sus propios medios de prensa. El Sóviet de Petrogrado era aquel en el que residía el “tsik” que era el comité ejecutivo central de los sóviets rusos.

El órgano supremo gubernamental era el Congreso de los Sóviets de la URSS constituido en dos oportunidades: entre 1917 y 1936 y entre 1989 y 1991.

Expresar la voluntad popular, consolidar la revolución y defenderla; y promulgar para ello los decretos que se consideren necesarios, como el Decreto de la Tierra, que abolió la propiedad privada y permitió repartirla entre los campesinos.

Fuera de la URSS, podemos mencionar, el Sóviet de Limerick, tuvo su proclamación el 15 de abril del año 1919, en el marco de la guerra entre Inglaterra e Irlanda.

Otro caso es el Sóviets de Mabay, en Cuba, establecido a mediados del siglo XX, conformados por obreros de la industria del azúcar.