Concepto de menchevique

La palabra menchevique, es de origen ruso. Procede de меньшевики (menshevikí) y se traduce como “miembro de la minoría”, aplicándose el término, a quienes componían la facción minoritaria dentro del Partido Obrero Socialdemócrata de Rusia (POSDR).

Al celebrarse el Congreso de Londres, en 1903, del Partido Obrero Socialdemócrata Ruso, con el fin de unificar las diferentes posiciones ideológicas, un sector minoritario, llamado por esa razón a partir de entonces, mencheviques se opuso al ideario de los integrantes mayoritarios del partido, que, por eso, recibieron la calificación de bolchevices.

Los bolcheviques, eran partidarios de la conformación de un partido pequeño, profesional y cerrado; mientras los mencheviques bregaban por un partido de base amplia e inclusiva. Los bolcheviques querían una reforma de fondo, para llevar al comunismo al poder, imponiendo la dictadura del proletariado, mientras los mencheviques querían una democracia burguesa como primer escalón, sin eliminación del capitalismo, hasta que Rusia alcanzara un mayor grado de industrialización, para recién luego, llegar al comunismo. La ruptura final entre mencheviques y bolcheviques se produjo en el año 1912.

Los principales líderes mencheviques, fueron Yuli Mártov, socialdemócrata, que anteriormente a sus desavenencias con Lenin, había trabajado con él, en colaboración estrecha, y Pável Axelrod.

Los mencheviques consideraban, en oposición a los bolcheviques que el proletariado no estaba aún preparado para tomar el poder y no debía por lo tanto escindir su lucha de los liberales burgueses, contra el régimen de los zares.
Los mencheviques participaron con ahínco en organizar los sóviets, sobre todo del de San Petersburgo, aunque perdieron en éste el liderazgo, al igual que en el de Moscú.

Cuando tras la revolución de octubre de 1917, se logró la abdicación del zar Nicolás II y la instalación de un gobierno provisional, los mencheviques le prestaron colaboración. Lueg se produjo la intervención de los bolcheviques que disolvieron la Asamblea Constituyente convocada por el gobierno provisional y su toma del poder. Los mencheviques no tuvieron éxito en tratar de lograr un acuerdo pacífico. Su victoria en las elecciones no les fue reconocida y fueron perseguidos por los bolcheviques, que disolvieron los sóviets en que había mayoría de mencheviques.

En 1921, tras la Revuelta de Kronstadt, que fue un levantamiento de los marinos soviéticos contra el poder bolchevique, en la fortaleza naval de Kronstadt (en el golfo de Finlandia) el partido de los mencheviques fue prohibido. Algunos de sus miembros pasaron a integrar el grupo de los bolcheviques, y otros, prefirieron el exilio.