Concepto de centurión

La palabra centurión, procede del latín “centurionis”, derivado tal vez de centuria, vocablo integrado por “centum” que se traduce como “cien” y por “vir” en el sentido de “varón”. La centuria era la unidad de voto en los comicios centuriados, donde la población de Roma, se dividía en 193 centurias, siendo, cada centuria, integrada por el número necesario de familias, para aportar cien soldados. Para determinar a qué centuria se pertenecía, se recurría al censo, que fue organizado por el rey romano Servio Tulio, en el siglo VI antes de Cristo y dependía de la fortuna de cada ciudadano. Gracias al censo podía estimarse la riqueza de cada uno, y tributar de acuerdo a ella, determinar quiénes debían brindar servicios en el ejército activamente, lo que sucedía entre los 17 y los 45 años y precisar el orden de votación, pues las primeras dieciocho centurias, eran integradas por caballeros con más 100.000 ases, a lo que luego seguía en la votación, la primera clase de la infantería, integrada por ochenta centurias de personas con más de cien mil ases; luego votaban las veinte centurias que tuvieran un patrimonio de entre setenta y cinco mil y cien mil ases, y así en orden decreciente; teniendo obviamente, mayor peso decisorio los de mayor patrimonio, pues lograda con ellos la mayoría, ya no continuaba requiriéndose el voto de las centurias de menores recursos.

El de centurión fue en ese contexto de la antigüedad romana, un puesto militar de gran relevancia dentro del ejército, al que se llegaba por hazañas militares comprobadas. Eran oficiales que tenían mando administrativo y táctico. Su falta de vinculación etimológica con la centuria de la que hablamos en el primer párrafo, se basa, entre quienes la niegan, en que las centurias que comandaban los centuriones tuvo un número variable, que a fines de la República, quedó conformada por ochenta hombres; conformando seis centurias, una cohorte, unidad táctica integrada por soldados del mismo tipo. La cohorte que tenía cinco centurias, pero integradas por número doble de hombres, era la primera. Los centuriones estaban ordenados jerárquicamente. El que comandaba la cohorte, y por ende, era superior al centurión, era el tribuno.

Los centuriones vestían, un casco con cresta, dispuesta en forma transversal; túnicas blancas y cortas; una armadura de escamas o cota de malla, que muchas veces mostraba las condecoraciones, portando una espada corta en el lado izquierdo, y llevaban, además, un bastón de mando. Sus piernas, entre las rodillas y los pies, estaban protegidas por grebas.

En el Nuevo Testamento, se menciona a Cornelio el Centurión, que habría sido el pionero entre los gentiles en hacerse cristiano y aceptar el bautismo, habiendo sido centurión de la Cohorte II Italica Civium Romanorum.

Buscar otro concepto