Concepto de discreción

La palabra discreción procede etimológicamente del latín “discretio”. Se trata de un vocablo conformado por el prefijo de separación “dis”, el verbo “cemere” que significa “separar, y el sufijo que denota acción y efecto, “tio”.

Es la acción de obrar con cautela, separando las cosas sin premura, midiendo las consecuencias; y la virtud que ello conlleva, ya que actuar con discreción es recomendable en casi todos los casos.

Quien se manifiesta discretamente lo hace sin llamar demasiado la atención pero con oportunidad, ingenio y prudencia.

En la vestimenta, la discreción implica no lucir atuendos o peinados llamativos, sino vestir de forma refinada, recatada, elegante y sobria. Ejemplo: “La dama vestía de modo discreto y sin embargo acaparó todas las miradas con su elegancia”.

Socialmente, quien es discreto espera la oportunidad para hablar, se mantiene alejado de los rumores, no interviene si no le preguntan, ni se entromete en conversaciones ajenas.

La discreción también comprende no hablar de más, no revelar secretos o esparcir chismes, lo que vuelve a quien es discreto, una persona confiable. Ejemplos: “Te contaré este secreto de mi vida, espero que seas discreto y no se lo cuentes a nadie” o “Debes ser más discreto con tu vida sentimental y no estar hablando de ella con todo el mundo”.

En ciertas profesiones la discreción no es solo una cualidad que se puede tener, sino que se torna obligatoria, y son aquellas donde el secreto profesional no es opcional, como el caso de un médico o de un abogado que deben ser discretos con las confidencias de sus pacientes o clientes. Es indispensable también en los sacerdotes y religiosos en general, donde aparece la discreción unida a la prudencia, identificándose con ella.

Como excepción, la discreción puede dejarse de lado en ciertas oportunidades, por ejemplo: “En este carnaval no se te ocurra ponerte ropa discreta” o “No debes ser discreto con lo que te contaron, ya que es un delito y debes confiárselo a la policía”.

Por el contrario la expresión “A discreción” significa expresarse sin tapujos, no escondiendo nada, actuar con total libertad. Ejemplos: “En la fiesta comimos a discreción y ahora estoy con dolor de estómago”, “En la batalla los soldados recibieron la orden de disparar a discreción” o “Me dijeron que tome confianza y hable a discreción y creo que conté cosas que no debía”.