Concepto de disuasión

La palabra disuasión procede etimológicamente del latín “dissuasio” siendo la acción y el efecto de disuadir, verbo integrado por los siguientes términos tomados del latín: el prefijado de separación “dis” y el verbo “suadere” en el sentido de aconsejar o convencer.

La disuasión consiste en poner en práctica una serie de acciones por parte de particulares o del gobierno, para lograr que otro u otros cambien de idea, o desistan de hacer alguna cosa, por diferentes motivos legítimos o no, por ejemplo: “Debes disuadir a tu hijo para lograr que deje de hacer deportes tan peligrosos”, “Hemos disuadido a los manifestantes, logrando que vuelvan a sus casas, prometiéndoles que vamos a tomar en cuenta sus reclamos”, “El asaltante disuadió a su víctima, y la convenció de entregarle sus pertenencias sin defenderse, mostrándole un arma de fuego”, “Hay una campaña televisiva para disuadir a los conductores de manejar en forma temeraria” “Estoy tratando de disuadir a mi hijo de que abandone su idea de irse a vivir al exterior” o “Hemos disuadido a los niños, quitándoles la idea de copiarse en los exámenes, haciendo un control estricto y sacándoles la hoja del test, si los descubríamos en falta”.

No solo entre humanos funciona la disuasión, sino que también puede ser empleada por animales contra otros animales, o por personas valiéndose de animales, por ejemplo: “Mi perro fue disuadido por el gato de mi vecino de ingresar a su casa, pues cuando quiso hacerlo, le mostró sus afiladas uñas” o “Mi perro está de guardián a la entrada de mi casa para disuadir a los ladrones”.

Disuasión en la prevención de delitos

La disuasión de los potenciales delincuentes es un excelente modo de reducir los delitos, pues es una medida preventiva, que actúa antes de que el ilícito se cometa, con el fin de evitarlo. Para ello pueden emplearse diferentes medios que desalienten llevar a cabo el hecho antijurídico, por ejemplo: poner cámaras de seguridad, mayor presencia policial, penas más altas, etcétera.

Teoría de la disuasión

La teoría de la disuasión, se usa especialmente para hacer referencia a la relación interestatal, por la cual un Estado bien dotado militar y armamentísticamente hace que otro Estado se sienta disuadido, y decline su intención de atacarlo, si esa fuera su pretensión, atento a las consecuencias que podría acarrearle, evitándose la guerra simplemente con tener las armas, y sin usarlas. Durante la Guerra Fría, los Estados enfrentados (Estados Unidos y la Unión Soviética) iniciaron una carrera para acumular armas, que nunca se usaron, pero sirvieron como estrategia disuasoria, especialmente las armas nucleares, ya que de iniciar uno de ellos la ofensiva, el contraataque resultaría altamente letal, pudiendo desencadenarse una tercera Guerra Mundial, de costos materiales y humanos inimaginables.