Concepto de elucubración

La palabra elucubración, del latín “elucubratio”, hace referencia a la acción y al efecto del verbo elucubrar, que llegó a nuestro idioma, tal vez desde el francés élucubrer” que a su vez lo tomó del latín “elucubrare”, verbo formado a partir del prefijo de exclusión, “ex”, sobre “lucumbrum”, integrado el vocablo por “lux”, en el sentido de “luz” y por el sufijo instrumental, “brum”, siendo un “lucumbrum” una lámpara pequeña que servía para iluminarse en las noches. Como estas lámparas se usaban para permanecer despiertos haciendo alguna tarea o reflexión durante las noches, pasó a designar el acto de cavilar y pensar insistentemente en un tema o problema, pero, que, por obra del cansancio, se apoya, muchas veces, en argumentaciones poco sólidas.

El acto de pensar nos hace humanos y nos diferencia del resto de los animales, y, pensar, consiste en no quedarnos con lo concreto que tenemos ante nuestra percepción, sino formar ideas, relacionarlas, y, fundamentalmente, extraer conclusiones válidas. Esto es un proceso complejo, que requiere suma atención, pues también podemos reflexionar de modo aleatorio, fuera de toda lógica, haciendo falsas asociaciones de ideas, producto del cansancio, de desbordes emocionales, de algún trastorno mental, entre otras causas, y llegar a conclusiones no muy fiables. Este modo de pensar, que en realidad puede ser muy complejo y fatigante, y, su consecuencia, es lo que se conoce como elucubraciones, aunque también se use para designar, pensamientos muy rebuscados, para hacer planes muy sofisticados, aunque no sean ilógicos. También puede decirse lucubrar.

Ejemplos de uso:

“Me pasé toda la noche haciendo elucubraciones sobre cómo sería mi vida si me despedían del trabajo, pues están haciendo un recorte de personal en la empresa. Me imaginé sin ingresos, viviendo de la caridad y sumida en la angustia. Sin embargo, a pesar de que se cumplió mi temor, y fui despedida, a los pocos días conseguí un trabajo mucho mejor”, “La banda de malhechores elucubró un plan para robar una empresa, y, todo salió mal, pues la planificación era desastrosa”, “Estuve haciendo elucubraciones sobre las posibles catástrofes que podrían sobrevenir en mi país en este año, sin que existan razones para pensar eso. Debe ser que estoy pasando un momento difícil a nivel personal” o “No hagas elucubraciones sobre lo que está pensando tu primo sobre ti en este momento, es imposible conocer sus ideas, si él no te las dice”.