Concepto de hosco

La palabra hosco es un adjetivo, cuyo origen se encuentra en el latín “fuscus”, que se traduce como oscuro, pudiendo aludir a algo de color pardo o negruzco (actualmente no es habitual su uso, aunque se habla de bovinos de pelaje hosco, cuando su tono es moreno) o, más asiduamente se utiliza para calificar al individuo, humano o de algunas especies de animales, poco sociable, huraño, esquivo, antipático, desconfiado y poco afecto a las demostraciones de cariño. Puede, por extensión aplicarse a ambientes poco acogedores.

Ejemplos: “El anciano, hosco y taciturno, caminaba cabizbajo por la fría noche en medio de la indiferencia de la gente”, “Mi perro es hosco, no le gusta ni estar con otros animales ni con humanos, siempre está en su rinconcito”, “Por su carácter hosco, tiene escasos amigos, y a esas contadas personas, las ve muy poco”, “Cuando logra vencer su timidez, muestra su verdadera personalidad, cálida y agradable, detrás de la coraza de hombre hosco, que muestra a diario” o “La reunión presentaba un clima hosco, dado que estaban todos serios y con expresión preocupada”.

Hay múltiples causas para ser hosco, algunas son parte del temperamento individual, determinado por rasgos hereditarios, que marcan una predisposición a ser más o menos hosco; pero el ambiente tiene mucha influencia, y puede modificar ese temperamento para convertir a una persona con potencialidad de ser sociable en un ser hosco y viceversa. Si la persona es muy tímida y reservada, un ámbito social saludable, que le refuerce su autoestima, le permita expresarse con libertad y naturalidad y lo acepte con cariño; difícilmente lo convertirá en un adulto hosco; y, por el contrario, alguien alegre y expresivo, que viva en un ambiente hostil, menospreciado y criticado, aprenderá a ser desconfiado y posiblemente un ser hosco y reservado. Los padecimientos prolongados, físicos y/o psicológicos, también pueden generar una personalidad hosca.

En general, las personas hoscas, les huyen a los medios masivos de comunicación y a la exposición pública, pero hay casos en los que, personas muy famosas, que interpretan personajes simpáticos y extrovertidos, en su vida privada son hoscos y reticentes al contacto social.

En Poesía, “En mi oficio u hosco arte” es un poema del escritor galés, Dylan Thomas (1914-1953) donde explica que escribe en las noches calmas, para los amantes, y no para obtener riquezas o fama.