Concepto de juguete

La palabra juguete procede de los siguientes términos latinos “iocus” que se traduce como broma o juego, y el sufijo de diminutivo “ete”. Un juguete es cualquier objeto, natural o artificial, que se usa con fines de esparcimiento, entretenimiento o diversión.

Son los niños los que más utilizan juguetes, pues tienen más tiempo libre y mayor capacidad de imaginación. Una simple caja, puede transformarse frente a ellos en un automóvil, una nave espacial o en la mesa de un rey. Sin embargo, la industria ha visto en este mercado una importante fuente de ingresos, y se inventan día tras día juguetes cada vez más sofisticados, elaborados con diversos materiales, generalmente plásticos.

Desde la más remota antigüedad y en todas las culturas, existieron los juguetes, habiendo lógicamente evolucionado en su confección y en los materiales a utilizar. La tecnología ha aportado mucho al respecto, y los juguetes electrónicos son actualmente los preferidos de los niños.

Si bien, tradicionalmente los juguetes se dividían en aquellos destinados a las niñas, como muñecas, juegos de té, de cocina, de limpieza; y para niños, como autitos o pelotas, actualmente y ante la crítica de la sociedad machista que esta división tendía a perpetuar, se trata de crear juguetes que sirvan indistintamente para ambos sexos: juguetes para simular profesiones, para armar, etcétera.

Los juegos didácticos son los que permiten aprender mientras se juega, por ejemplo, las letras, los números, las palabras, los colores, las formas, etcétera. Algunos deben seguir ciertas reglas y esto les enseña la importancia de las normas. Hay juguetes para uso individual y otros de competencia.

Los juguetes también se fabrican teniendo en cuenta la edad de los destinatarios. Para los más pequeños, se hacen con piezas más grandes y sin toxicidad, pues es natural que tiendan a llevarlos a la boca, durante la etapa oral.

Las mascotas también suelen usar juguetes para pasar su tiempo sin aburrirse, y las cosas más insólitas pueden hacer las veces de juguetes: “Mi perro ha usado mi zapato como juguete y me lo destrozó” o “Le compré una pelota a mi gata para que juegue, pero ella prefirió usar de juguete los sillones, y rompió con sus uñas todo el tapizado.

En la Literatura, “El juguete rabioso” es una novela del argentino Roberto Arlt, la primera que escribió y publicó en 1926. Narra los fracasos en la vida del protagonista, que lleva una vida al margen de la ley, y que falla aun en el intento de suicidarse.