Concepto de pinta

La palabra “pinta” es la tercera persona singular del verbo pintar, del latín “pingere”, en el sentido de dar color a algo. Por ejemplo: “La adolescente pinta sus labios de color rojo”, “Juan pinta la pared de su cuarto con tonos azules” o “Pinta el cuadro con mucha dedicación y esmero, transformándolo en una hermosa obra de arte”.

También se usa para designar pequeñas manchas redondeadas que suelen presentar las aves en su plumaje (como el caso del estornino pinto, que es un pájaro negro con pintas blancas) o los animales en su pelaje (como los leopardos y los jaguares); y, además, los redondeles que presentan algunas telas en sus estampados: “Me compré un vestido negro con pintas blancas” o “Las pintas azules de mi falda combinan con mi blusa”.

También se conoce como pinta, la apariencia de algo o de alguien: “Este postre tiene pinta de ser delicioso”, “Este hombre tiene pinta de ganador” o “Su manera de vestir le da pinta de extranjero”. Crear opiniones de alguien por su pinta o aspecto, puede dar lugar a discriminaciones y prejuicios, pues no hay ninguna razón fehaciente que las avale, como cuando se dice: “Tiene pinta de ladrón” o “Tiene pinta de mentiroso”.

El color del pelo de los toros se denomina pinta: si su tono es negro brillante, su pinta es azabache si es de un rojo débil, su pinta será colorada, si el rojo es tenue, se lo considera castaño, si es completamente blanco, su pinta será ensabanada, etcétera.

En Medicina, se conoce como pinta o enfermedad azul, a una enfermedad bacteriana crónica, transmisible por contacto, y no por vía sexual, producida por la espiroqueta anaerobio, Treponema carateum, por eso se considera que es una treponematosis, que le quita pigmentación a la piel y la lesiona, y es propia de las zonas tropicales del continente americano, que actualmente afecta a Panamá y algunas regiones rurales de América del sur.

La Pinta, fue una de las tres carabelas, junto con la Niña y la Santa María (que era esta última la nave que comandaba a las demás) que partió el día 3 de agosto del año 1942, desde el Puerto de Palos, para concretar aleatoriamente la hazaña de hallar un nuevo continente, mientras intentaba cumplir el objetivo de llegar a la India navegando con rumbo al occidente. La Pinta, era una carabela nórdica, cuyas velas tenían formato cuadrangular, la más veloz de las tres, que fue comandada por el capitán Martín Alonso Pinzón.