Concepto de regaño

Regaño es el acto y el resultado del verbo regañar, que, probablemente, como nos dice Coromidas, proceda del verbo latino “gannire”, en el sentido de gruñir, aullar o refunfuñar.

Un regaño es un reto, amonestación, reprimenda o sermón, por el cual una persona le expresa, por medios de palabras y gestos, a otra, su disgusto por algo que hizo, dijo o se abstuvo de hacer o expresar. También puede estar dirigido a una mascota.

Puede, entre personas, realizarse el regaño con el objetivo de dar a conocer que se está enojado, explicar las consecuencias nocivas de lo que se hizo o dejó de hacer, tratar de evitar que vuelva a repetirse la causa del regaño y/o tratar de lograr una disculpa. Cuando se regaña a un animal, serán expresiones cortas, en tono firme y con autoridad, sin fundamentar, y se espera solo un cambio de actitud, ya que no comprenderá las explicaciones.

El ser humano regañado, puede sentirse acongojado, arrepentido y triste, si admite que actuó de manera negativa; o, a su vez enojarse, y hasta violentarse, si siente que el regaño es injusto. El regaño es eficaz y positivo si se lo hace de modo respetuoso, oportuno, cuidando de no herir a quien se dirige, explicando las causas que motivan el enfado y el deseo de recomponer la situación; pero puede ser negativo, si es humillante, descalificador, y, más aún, si se acompaña de violencia física.

Ejemplos de uso: “La maestra regañó a su alumno por estar hablando en clase, y el niño quedó apesadumbrado”, “No fui a la escuela porque tenía sueño, y cuando mi padre se enteró, me regañó bastante”, “El jefe regañó a su empleado por llegar tarde, y el dependiente pidió disculpas y explicó los motivos de su retraso”, “Mi perro se comió los dulces que estaban en la mesa, y lo regañé para que no lo vuelva a hacer, pues le hará mal a su salud”, “He recibido un regaño por mentir, y trataré de no hacerlo más” o “Mi madre regañó a nuestro vecino, por dejar residuos en nuestra vereda, y él, en lugar de reconocer su error, le respondió con un insulto”.

Otra acepción de la palabra regaño, es para nombrar a una parte del pan, descortezado, que emerge al exterior al ser horneado. Regañá, es como se conoce en Sevilla, y en otras zonas de España, a una torta dura y delgada, que se usa para acompañar platos, hecha, al igual que el pan, con harina, agua y levadura.

Buscar otro concepto