Concepto de reto

Reto es el resultado y la acción del verbo retar que nos remite etimológicamente al latín “reputare”, término que se integra con el prefijo de reiteración “re” y por “putare” en el sentido de evaluar.

Un reto puede entenderse en cualquiera de los dos sentidos siguientes:

1. Como provocación o invitación amenazante y coactiva, con consecuencias sobre todo morales o psicológicas en caso de nos ser aceptado, ya que se pone en juego la dignidad, a realizar una acción, en general riesgosa, que nos hace un tercero o es auto impuesto: “Luis me ha retado a desafiarlo en el torneo, pues me burlé de él y quiere demostrarme su valía”, “Mi padrino me ha retado a subir la montaña, si no lo hago se burlará de mí, ya que siempre digo que tengo muy buen estado físico”, o “Fue todo un reto para mí haber podido estudiar, trabajar y cuidar de mi numerosa familia, pero pude hacerlo”. La humanidad ha debido enfrentar grandes retos o desafíos como guerras, epidemias, desastres naturales, etcétera. Estos retos ponen a prueba al ser humano, que debe idear los medios más adecuados para enfrentarlos y salir de ellos del modo menos doloroso posible.

Un especial tipo de reto, es el reto a duelo, donde se propone por cuestiones de honor realizar un combate ritual entre dos personas, una de las cuales “el que efectúa el reto” se siente herida por el otro, y con esta lucha pretende restablecer su honor vulnerado. Se practicó entre los siglos XV y XX en occidente y luego fue declarado como delito.

2. Como reprimenda, un reto son frases de condena o reprobación por algo que se hizo o se omitió, y quien la pronuncia se siente ofuscado, manifestando con ello su enojo, y pretendiendo que dicha conducta no se reitere o que se pida disculpas por ello: “Mis padres me retaron por llegar tarde a casa a casa y no avisar”, “Mi mejor amigo me retó por no haber ido a su cumpleaños”, “La maestra nos retó porque no hicimos la tarea” o “Le dije a mi jefe que soy grande para que me reten y me despidió”.