Concepto de túnica

Del latín “tunica”, una túnica es una camisola larga y amplia, que a veces se lleva sola y en ocasiones se coloca encima de otras prendas de vestir; o debajo, como ropa interior, en cuyo caso carece de mangas o éstas son cortas.

Entre los pueblos antiguos (entre ellos, los hebreos, griegos y romanos) era frecuente el uso de túnicas, que poseían mangas, que les cubría desde los hombros, y caía hasta las piernas.

En Roma usaban túnicas tanto hombres como mujeres, siendo en este último caso, más larga. Se acostumbraba usarla como ropa interior. Eran de mangas cortas, comenzándose a usar las de manga larga recién en el Bajo Imperio. Las de los legionarios eran de lana. Debajo de la toga “picta”, que lucían en color púrpura los generales que resultaban victoriosos, y los reyes y emperadores, usaban una túnica palmada caracterizada por su lujo.

En Grecia, las túnicas podían ser blancas o coloridas. Las túnicas dóricas se abotonaban en la espalda. Carecían de mangas a diferencia de las jónicas.

Los religiosos usan túnicas de lana debajo del hábito. También se llama túnica a la cogilla, que es amplia, con mangas y capucha, que se lleva por encima, en algunas órdenes religiosas.

En la actualidad y fuera del ámbito religioso, las personas visten túnicas cuando lucen prendan amplias que se usan sueltas desde los hombros y que caen hacia las piernas sin estrecharse en la cintura, aunque puedan en esa zona sujetarse con algún lazo.

En Zoología, los animales tunicados o urocordados, que comprenden unas dos mil ochocientas especies marinas, procordados, de cuerpo blando, segregan por la pared corporal, una túnica o membrana que envuelve sus cuerpos, formada por una sustancia denominada tunicina, que es una especie de celulosa.

En Anatomía, se llama túnica a las membranas que recubren algunos órganos. En el ojo, la esclerótica es una túnica fibrosa, gruesa, prácticamente inextensible y periférica, que tiene por función, protegerlo. La capa media del ojo, es la coroides o túnica vascular, ubicada entre la esclerótica y la retina. Es una capa de tejido delgada, contiene muchos vasos sanguíneos y nutre al ojo.

En Botánica, las túnicas son las membranas que recubren a los frutos y bulbos. En estos últimos es la parte que rodea a las escamas (zona donde se albergan los nutrientes) y evita que se desequen.