Concepto de aplicación

Aplicación es la acción y el efecto del verbo pronominal, irregular y de primera conjugación, aplicar, del latín “applicare”, que designa, por un lado, el hecho de superponer o contactar una cosa a otra, para adherirla, cubrirla, introducirla o fijarla, por ejemplo: “Voy a aplicar una capa de pintura blanca a la pared, para tapar ese feo color que tiene”, “Si aplicas una pomada sobre la herida, verás que cicatriza más rápido”, “Me aplicaron una inyección para que ceda el dolor” o “Aplica un poco de lavandina diluida sobre la mancha de la ropa blanca y se la quitará”.

Por otro lado, también puede usarse, para llevar a la práctica algún instrumento, teoría, pensamiento, regla, etcétera, siendo también aplicación el nombre del efecto logrado.

Ejemplos de uso: “Esta máquina de coser tiene varias aplicaciones, ya que aparte de coser, borda, remalla y surfila”, “La aplicación de la teoría de Darwin en el plano social, generó actos discriminatorios sobre parte de la ciudadanía”, “La aplicación del pensamiento marxista, tuvo éxito solo por un tiempo” o “Cuando apliques la regla de que los niños no mienten, piensa que puede haber excepciones”.

En el plano jurídico, la tarea de aplicación de las leyes, emanadas del Poder Legislativo, le corresponde al Poder Judicial, que tomando la generalidad de la conducta que las leyes prevén, deben adaptarla, usando la equidad, al caso que es sometido a su sano criterio. Por ejemplo: “La ley prevé para el homicidio simple una pena de 8 a 25 años de prisión, pero el Juez, la aplicó en el mínimo establecido pues en el caso de mi primo, hubo muchos atenuantes”.

La aplicación a una actividad es la constancia, interés y esfuerzo que pone alguien en la consecución de un fin: “Puso mucha aplicación para hacer el trabajo, y aunque era muy difícil y le llevó mucho tiempo, su dedicación valió la pena” o “Debes poner mayor aplicación en tus estudios si no quieres reprobar el año”.

En Informática, las aplicaciones son programas informáticos, pertenecientes al llamado software de aplicación, que permiten al usuario, realizar ciertas actividades con diversos fines, que pueden ser generales, como el caso del procesador de texto, la base de datos, el correo electrónico o las hojas de cálculo; y otros son específicos para usuarios determinados, como por ejemplo la aplicación de una empresa para que sus empleados carguen sus licencias.

Con el auge de los teléfonos móviles, hay muchas aplicaciones, que pueden descargarse en los mismos, y que se conocen como app.