Concepto de asterisco

Asterisco es una palabra que llegó al español desde el griego ἀστερίσκος, que puede leerse “asteriskos”, compuesta por el sustantivo “aster” que se traduce como “estrella” y el sufijo formador de diminutivos, “iskos”, y significa, por lo tanto, pequeña estrella.

Como signo tipográfico, un asterisco, se usa en varios sentidos: como un llamado de atención, como comodín etcétera. Su nombre se debe a que se representa como una estrella (*). La forma y el número de puntas es variable y puede o no estar entre paréntesis.

Podemos observar asteriscos en los textos escritos que pueden usarse para no escribir una palabra cuyo significado sea obsceno, o para hacer indicaciones, ya sea de notas al pie, citas bibliográficas o señalar que la idea se continúa en otra parte de la hoja. Ejemplos: “No seas “f****r, ya eres grande para hacer esas cosas” o “Estaba respondiendo las preguntas del examen y luego de contestar la primera, seguí con la segunda sin dejar lugar. Luego recordé otros datos de la primera respuesta y la maestra me dijo que coloque un asterisco para indicar que continuaba más abajo”. En los salmos religiosos sirven para separar los versículos o para indicar que se debe hacer una pausa en la recitación.

En Informática lo vemos como comodín, para denotar las repeticiones de un patrón, para ocultar contraseñas, etcétera. En los chats se coloca luego de una palabra de la que se corrige un error ortográfico.
En Matemáticas se usa por ejemplo para indicar el producto libre de dos grupos, por el cual se construye uno nuevo.
En los teléfonos que marcan por tonos, se observa el asterisco a la izquierda del número 0. A su derecha está el numeral (#). Ambos, asterisco y numeral, se usan como opciones especiales, como la confirmación de datos o la cancelación de operaciones.