Concepto de colmado

La palabra colmado es el participio del verbo colmar, que procede en su etimología del latín “cumulare”, en el sentido de acumular o amontonar. Es por ello, que colmado es el resultado de esta acción de llenar alguna cosa, material o inmaterial, con mucho contenido, también corpóreo o incorpóreo; haciendo que resulte copioso y muy abundante.

Puede esto tener un resultado positivo, por ejemplo: “Tengo mi cerebro colmado de conocimientos”, “Mi armario está colmado de prendas muy elegantes”, “La Biblioteca está colmada de ávidos lectores”, “Inauguré un comercio y se colmó de clientes deseosos de aprovechar las ofertas”, “Mi corazón está colmado de amor y gratitud por todos los que me ayudaron en ms épocas difíciles” o “La gente salió de la iglesia colmada de bendiciones”.

Sin embargo, y contrariando el dicho popular que reza: “lo que abunda no produce daño”, cuando algo está colmado de cosas negativas, no resulta saludable, sino muy perjudicial, por ejemplo: “Este recinto está colmado de malos olores”, “Mi alma está colmada de pesar, por todas las injusticias que padecí”, “Este galpón está colmado de ratas”, “Mi barrio está colmado de delincuentes, que hacen la vida cotidiana insoportable” o “Mi patrimonio está colmado de deudas”.

En España, un colmado es una fonda o comercio popular, donde se expenden comidas, en especial, mariscos; o se venden artículos comestibles, tanto frescos, como por peso o envasados; junto a otros rubros diversos; llamándose colmados, por esa variedad que ofrecen. Fueron habituales en España, a fines del siglo XIX, conocidos también como ultramarinos, pues ofrecían productos tales como especias o café, que les llegaban desde otros continentes, que eran sus colonias, como por ejemplo, de América. Otras denominaciones son: pulperías, en Nicaragua, Costa Rica u Honduras; tiendas de abarrotes, en México, o almacén de ramos generales, en Argentina, Uruguay, Paraguay y Chile. Los supermercados en el siglo XX, han tendido a su desaparición, aunque algunos se han reconvertido y modernizado, y otros se conservan como verdaderas reliquias.

En República Dominicana, los colmados, son sitios recreativos y culturales, donde la gente se junta los fines de semana, para jugar cartas, dominó, bailar y beber cerveza o ron.

En este sentido de tienda de comestibles, en el año 2019, se estrenó la película estadounidense “The Grocery Clerk”, traducida al español como “El dependiente del colmado”, que dirigió Larry Semon. Se trata de una comedia de enredos, entre el dueño de un comercio, su dependiente y una empleada de la oficina de correos, de la que el segundo, está enamorado.

Buscar otro concepto